Que te case un imitador de Elvis podría ser ilegal próximamente: “Me devastaría que se acabara”

Los dueños del nombre de Elvis buscan prohibir las bodas oficiadas por imitadores de El Rey
Shutterstock

Tiempo de lectura: 2’

¿Quién no ha visto una película en la que alguien se casa en Las Vegas y la ceremonia la oficia un imitador de Elvis? Siempre relacionadas con lo cutre, lo improvisado o lo excesivo, las bodas dirigidas por imitadores de El Rey podrían ser prohibidas de ahora en adelante a solicitud de los propietarios de su nombre. (vía Ultimate Classic Rock)

Authentic Brands Group, que controla los derechos de imagen de Elvis, mandó cartas a varios negocios de Las Vegas a lo largo del mes pasado, amenazando con tomar acciones legales si continúan usando los nombres registrados de “Elvis”, “Elvis Presley” y “The King of Rock and Roll”.

Algunos expertos afirman que las leyes de Nevada, posiblemente, impedirán que estas demandas prosperen, aunque muchos de los encargados de estas capillas temen por su sustento.

"Me devastaría que esto se acabara", dijo el imitador Jesse Garon al diario Las Vegas Review-Journal, añadiendo que presidía hasta 650 bodas de Elvis cada año hasta la llegada de la pandemia. "No sabría qué hacer si no pudiera actuar como Elvis para estas parejas. Imitarle supone al menos el 80% de mi negocio".

"De lo que hay que darse cuenta es de que las capillas de bodas están abiertas los 365 días del año, porque a la gente le encanta casarse con Elvis oficiando", dice el imitador Harry Shahoian. "Hice, solo el pasado domingo, 22 ceremonias. He hecho más de 30 en un día, 100 en una semana, todas ellas con temática de Elvis".

"Nuestra industria de las bodas ha estado pasándolo mal por la pandemia y la devastación económica que ha causado", dice la alcaldesa de Las Vegas, Carolyn Goodman, describiendo la medida como un "acto devastador para la industria". "Evidentemente, no se trata de personas ni de una empresa a las que le importen esta comunidad o su gente".

En un comunicado a The Guardian, ABG dijo que no tiene intención de acabar con las bodas de Elvis, sino que quería "asegurarse de que el uso del nombre, la imagen y la semejanza de Elvis tienen licencia y autorización oficiales". Eso, a la postre, significa que quieren cobrarle a los imitadores de Elvis.

Sin embargo, uno de estos propietarios, Ben Lehavi, que dirige tres capillas, dijo que no ha podido comunicarse con la corporación. "Tengo un montón de alegaciones, como que 'Elvis' está categorizado con términos genéricos como 'aspirina', 'escalera mecánica', 'celofán' o 'hielo seco' que son términos genéricos que solían ser marcas registradas", señaló. "Pero aún no sabemos qué quiere conseguir ABG al final de este proceso".

RockFM