"Que Metallica venda botellas de whisky es algo independiente al alcoholismo de James Hetfield"

El guitarrista de Metallica, Kirk Hammett, defiende la decisión de la banda de vender alcohol
"Que Metallica venda botellas de whisky es algo independiente al alcoholismo de James Hetfield"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con el diario inglés Daily Star, Kirk Hammett ha hablado sobre la decisión de Metallica de seguir vendiendo alcohol pese a la batalla de su vocalista y guitarrista, James Hetfield, contra las adicciones, más concretamente contra su alcoholismo.

A finales de 2018, Metallica anunció que lanzaría su propia marca de whisky, "Blackened", llamada así en honor a su canción del álbum '...And Justice for All'. Sin entender mucho de bebidas espirituosas, te contaremos que esta bebida es una mezcla de bourbon, centeno y whisky que se deja madurar en un barril al que, además, se le pone música de Metallica en el proceso.

Algunas personas, sin embargo, no ven muy bien que la banda siga vendiendo alcohol, especialmente de alta graduación, mientras su propio cantante se está enfrentando al duro desafío de superar la enfermedad que le hace adicto al mismo. Por eso, Hammett ha salido en defensa de sus prácticas con sus últimas declaraciones.

"No puedes comparar las dos cosas. El problema de James para dejar de beber es algo personal, tanto a nivel mental como emocional. El hecho de que produzcamos, embotellemos y vendamos alcohol es totalmente independiente de esto. Si bebes o no es tu decisión. Y creo que yo debería poder vender lo que me de la gana. Si fuera diabético, eso no significaría que no puedo vender dulces":

Hammett, además, ha confirmado que tanto él como sus compañeros de banda apoyan a Hetfield en su lucha para seguir sobrio.

"Tenemos una reunión virtual una vez a la semana para seguir en contacto. James está trabajando para salir de esta situación. Lo único que nosotros podemos hacer es tratar de apoyarle".

El pasado mes de agosto, el bajista de Metallica, Robert Trujillo, afirmó, en declaraciones a Metal Hammer, que no vio venir la recaída de Hetfield en el alcohol. "Parecía que estaba bien, pero entonces miras atrás y tratas de analizar la situación, solo para encontrarte todas las luces rojas", afirmó.

"Salir a la carretera puede ser un desafío y me imagino que, para James, salir ahí fuera, delante de toda esa gente y estar activo mientras tu familia no está contigo y te pasan todas estas cosas acaba siendo demasiada presión acumulada".

Hammett también añadió: "Cada vez que algo así le pasa a un miembro de la banda, es descorazonador. Llega como un shock. Tienes que luchar solo para comenzar a afrontarlo".

RockFM