¿Qué ocurrirá con la música si se acaba el mundo?

Una compañía noruega trabaja para salvar la música en caso de que llegue el fin del mundo
¿Qué ocurrirá con la música si se acaba el mundo?

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa NME, una compañía noruega está preparando un refugio para preservar una enorme variedad de los discos más importantes de la historia de la música, en caso de que se acabe el mundo. Este refugio, que nos recuerda a la reserva de semillas del Ártico, también está en una isla entre el Polo Norte y Noruega.

ctv-wpy-global-music-vault


¿Y qué podremos encontrar en este búnker? Pues toda clase de música, desde canciones indígenas australianas, hasta clásicos de The Beatles. Elire Management Group, con sede en Oslo, afirma que la cámara acorazada -denominada Global Music Vault- perdurará al menos 1.000 años, enterrada en el archipiélago de Svalbard bajo el hielo y la nieve a una profundidad de 1.000 pies

Según Billboard, la tecnología de almacenamiento del Global Music Vault ha sido desarrollada por Piql, utilizando codificación binaria y códigos QR de alta densidad escritos en una óptica especial y duradera.

Piql afirma que la cámara será capaz de aguantar los pulsos electromagnéticos de una hipotética explosión nuclear que, por lo general, generaría daños permanentes en cualquier equipo electrónico, corrompiendo los archivos digitales.

Las condiciones frías y secas de Svalbard contribuyen a la longevidad de los datos almacenados, por lo que la bóveda pretende compartir las mismas salvaguardas que el Archivo Mundial del Ártico y la Bóveda Global de Semillas, anteriormente mencionada, también situados bajo tierra en el archipiélago.

Uniendo fuerzas con el Consejo Internacional, con sede en París, para determinar la música que se va a conservar, Elire afirma que su objetivo albergar todo tipo de música de todo el mundo y de cualquier periodo. "No queremos limitarnos a proteger un determinado género y una determinada época", comentó Luke Jenkinson, director general de Global Music Vault y socio gerente de Elire.

Un comité global trabajará con varios grupos de negocios para seleccionar la música “más valiosa y amada” de todo el mundo. Los temas que se manden desde cada país, según se espera, serán votadas de forma pública. “Queremos que las naciones y las regiones del mundo seran los curadores de la música que será depositada”, añade Jenkinson.

La meta de Elire es haber completado la cámara acorazada a principios de 2022. Por el momento, la primera música que será depositada serán canciones indígenas y, en segundo lugar, álbumes míticos de la historia del pop.

RockFM