Lo que Shavo Odadjian (System of a Down) no podía parar de hacer cuando estaba de gira con Slayer: "Interrumpía hasta las entrevistas"

El bajista de System of a Down desvela cuál era su particular ritual durante sus giras junto a Slayer
Lo que Shavo Odadjian (System of a Down) no podía parar de hacer cuando estaba de gira con Slayer

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Metal Hammer, el bajista de System of a Down, Shavo Odadjian, ha recordado cómo fue abrir para Slayer en sus primeros días con su banda. Al parecer, el músico tenía una particular obsesión con el clásico de 1986 "Raining Blood".

"Tenía el casete y lo mejor era que cabía todo en un sitio, así que, cuando acababa de escucharlo, podía volver a hacerlo de nuevo. Podía ponérmelo una y otra vez", ha dicho en referencia al álbum 'Reining Blood'.

"Cuando salíamos de gira con Slayer, siempre tenía que salir entre el público cuando tocaban 'Raining Blood' y 'Angel of Death'. No importaba lo que estuviera haciendo, hasta iterrumpía las entrevistas. Me iba al escenario, escuchaba los temas y volvía corriendo a backstage a terminar de hablar".

Anteriormente, en una entrevista para el podcast YNH, Odadjian ya había hablado sobre su gira con Slayer.

"Si abres para ellos, a los fans no les vas a gustar, da igual quién narices seas, porque no eres Slayer. Sus fans son muy hardcore. Es como, 'No me importa una mierda quiénes sean estos. ¿System of a qué? ¿Por qué llevan maquillaje?'".

"Porque solíamos hacer toda clase de cosas teatrales inspirados por Kiss y todo hecho. Aprecio lo que hizo Kiss. No me gustan todas sus canciones, pero valoro mucho lo que hicieron con su visión".

"Así que estábamos tocando temas como 'Sugar' con el eyeliner y el maquillaje puesto y la gente ya estaba lista para 'Raining Blood'. Por eso, se ponían a gritar: '¡Qué le den a estos tipos!' y nos abucheaban".

"Pero creo que esa experiencia nos ayudó a crecer, nos hizo quienes somos, lo juro, porque, si no hubiera sucedido, probablemente no tendríamos las pelotas de salir al escenario tal y como lo hacemos. Nunca nos fuimos, nos abucheaban pero nunca nos retiramos. Fue algo que nos inspiró".

"Cuatro meses después, nos llevaron por Europa por primera vez. Nuestra primera gira por América y la primera por Europa fueron, ambas, con Slayer. Ellos valoraron el hecho de que no nos importase nada y de que hiciéramos cosas raras con el metal y el funk y el resto de géneros que compaginábamos, desde el vals hasta la polca. Nos encanta la música, tío".

RockFM