¿Te imaginas cómo sonarían las versiones de Cream que pudieron grabar Queen y David Bowie?

Ocurrió durante las sesiones de grabación de "Under Pressure" en 1981, un momento que Roger Taylor, batería de Queen, recuerda como maravilloso.
Queen y David Bowie pudieron grabar juntos versiones de Cream

Tiempo de lectura: 2’

Ha sido el batería de Queen, Roger Taylor, quien ha revelado que tocaron junto a David Bowie algunas versiones de canciones antiguas de Cream durante las semanas previas al lanzamiento del gran éxito "Under Pressure". Algo que va en consonancia con lo que ya anticipó Brian May, guitrrista de la banda británica, en 2017, cuando comentó que "probablemente se escucharían en algún momento otras grabaciones de ese período".

Volviendo a las declaraciones de Taylor para Record Collector, algo que hemos podido leer en Ultimate Classic Rock, habría que destacar que probablemente haya llegado el momento de desempolvar lo que grabaron Queen con David Bowie durante aquellas jornadas dentro del estudio.

"Si miramos los archivos, probablemente haya cosas: todo tipo de canciones antiguas, cualquier cosa que se nos ocurriese grabar,... Hacíamos cosas extrañas como hacer versiones de canciones antiguas de Cream. Recuerdo que hicimos "N.S.U." y "I Feel Free", solo para reírnos, y luego decidimos escribir una canción para nosotros".

Esa canción es, ni más ni menos, que "Under Pressure". Y de esas mismas sesiones May recordó, hace ahora cuatro años, que se produjeron simplemente porque Bowie y Queen estaban en Suiza al mismo tiempo, y se lo empezaron a tomar realmente en serio una vez que “Under Pressure” comenzó a tomar forma. "Eso se convirtió en una gran prioridad", dijo el guitarrista. "Así que solo hay pequeños bocetos aparte de esto". Uno de ellos se convirtió en "I Go Crazy", una cara B de 1984, pero May dijo que terminó siendo "muy diferente a la versión que comenzamos cuando David estaba presente".

En esas mismas declaraciones de Brian May de 2017, el guitarrista recordó que la experiencia de la sesión "no fue fácil, porque todos éramos niños precoces y David fue muy ... contundente".

Se refería a los continuos "enfrentamientos" entre Bowie y Freddie Mercury, por cosas "como quién llegaría el último al estudio". Lo recuerda como "algo maravilloso y terrible, pero en mi mente ahora recuerdo lo maravilloso más que lo terrible". A lo que añadió: "Pero esas son las cosas que pasan en un estudio, ahí es cuando las chispas vuelan, y por eso resultó tan genial".

RockFM