¿Quién debería haber tocado la batería en el concierto final de Black Sabbath?

El batería Tommy Clufetos, que salió de gira con los ingleses en su tour final, habla sobre Bill Ward, original de la formación
¿Quién debería haber tocado la batería en el concierto final de Black Sabbath?

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con Rocking With Jam Man (vía Blabbermouth.net), el que fuera batería de Black Sabbath durante su gira final, Tommy Clufetos, fue preguntado sobre Bill Ward, el encargado original del ritmo de la formación, y sobre si debería haber sido parte -como estaba planeado originalmente- del último tour de los ingleses, en especial de su último concierto, que tuvo lugar en febrero de 2017 en su localidad natal de Birmingham, Inglaterra.

“Soy el último tío del mundo que tiene idea sobre lo que pasa dentro de la banda. Así que, ¿puedo decir si se merecía estar o si no? Piensa que no tengo ni idea de lo que pasó entre ellos. Lo único que sé, es que me invitaron a tocar la batería. Dadas estas circunstancias, no me gusta meterme en cosas que no están en mi control. Ese asunto es algo entre la banda y él. Le estás preguntado al tipo equivocado, porque yo solo toco la batería y cierro la boca”.

Clufetos continuó afirmando que “se sintió genial” cuando le pidieron que tocase para Black Sabbath en su última gira. “Y fue aún mejor, fue un honor y un privilegio poder subirme al escenario y ser el tipo al que le pidieron que llevase la música a los fans”, afirma.

“Me esforcé muchísimo, lo hice lo mejor que pude para hacer justicia a la gran música que crearon ellos cuatro juntos: Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Bill Ward y Geezer Butler. Lo único que hice fue intentar estar a la altura de las canciones y darles la vibración que los fans esperaban. Me sentí orgulloso de lo que hice con ellos sobre el escenario. Fue muy emocionante y todo un honor para mí”.

¿Y cómo fue para él tocar en el último show de Black Sabbath? “Todo el tour fue genial. El último concierto de cualquier gira siempre es un poco más desconcertante. La gente está haciendo las maletas, hay distracciones y, aparte, era, supuestamente, el último concierto de Black Sabbath, encima en su ciudad natal. Así que hubo un montón de jaleo. Sin embargo, conseguimos aportar lo que se necesitaba sobre el escenario aquel día, y los estaban grabando en audio y en vídeo. Fue una gran noche”.

Bill Ward no estaba listo para tocar con Black Sabbath

El pasado mes de marzo, el batería original de Black Sabbath explicó que aún tenía una espinita clavada con la banda, aunque admitió que su cuerpo ya no estaba en la forma suficiente como para quitársela.

"Bueno, no he terminado con el legado de Black Sabbath. Yo no he terminado, ellos hicieron que se acabase, pero yo aún no estoy en paz. Así que mi respuesta es que los demás pueden estar tranquilos, pero yo no".

"Sin embargo, siendo realistas, en lo que se refiere a girar con Black Sabbath, no tengo la forma física ni la habilidad para conducir a una banda así sobre el escenario. Tendría que volver a tener 60 años para poder hacer eso", ha admitido, consciente de su propia senectud.

Sin embargo, eso no tiene por qué significar el final. "Me gustaría grabar un disco de estudio con Sabbath, con todos los miembros originales. Estoy hablando por hablar, simplemente dejándolo caer. No he hablado con nadie ni nada así. Pero vaya, no he terminado, aunque los otros tres puede que sí, y lo respeto. Creo que mientras los cuatro sigamos existiendo, mientras los cuatro respiremos, siempre habrá una posibilidad de hacer música juntos".

Hace diez años, Bill iba a formar parte de la reunión de Black Sabbath para su tour final, pero, al poco tiempo, abandonó el proyecto. Aunque el batería afrimó que el motivo por el que abandonó la gira y las grabaciones de su último disco, '13', fueron contractuales, las declaraciones de sus compañeros indican que, por desgracia, el músico no dio la talla, a nivel físico, para legar al punto que la banda necesitaba.

Los cuatro miembros originales de Black Sabbath se presentaron en el anuncio de la reunión en 2011. Sin embargo, en 2012, Ward se retiró de la reunión alegando que "no podía firmar" el contrario. Ozzy Osbourne, Geezer Butler y Tony Iommi continuaron con su recorrido tanto en directo como en el estudio de grabación.

Ozzy, un tiempo después, declaró que su compañero no estaba en condiciones de ser el batería de Black Sabbath: "Bill Ward tiene el trabajo más exigente a nivel físico de los cuatro, porque él es el que lleva el tempo. Personalmente, no creo que estuviera en forma como para poder desempeñar su labor, la verdad. Lo más triste es que él necesitaba estar a la altura, y podríamos haber buscado una forma de que encajara, no sé si tener a otro batería tocando con él o algo asi".


RockFM