Ray Davies recuerda cómo The Kinks le "callaron la boca" a John Lennon (The Beatles) cuando intentó "hacerles bullying"

El Beatle les recordó que "estaban ahí solo para calentar el ambiente" pero The Kinks opinaban lo contrario
Ray Davies recuerda cómo The Kinks le "callaron la boca" a John Lennon (The Beatles) tras "hacelres bullying"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para Mojo, Ray Davies (The Kinks) ha recordado cómo sintió que, en un concierto conjunto con The Beatles en agosto de 1964, sintió que John Lennon "le hacía bullying". Sin embargo, al parecer, la banda inglesa consiguió hacer que los de Liverpool tuvieran que tragarse sus palabras haciendo lo que mejor sabían hacer: tocar.

Este evento sucedió cuando The Kinks abrieron para The Beatles en un concierto en la costa sur de Inglaterra, cuando Davies y los suyos aún no habían alcanzado el estatus de estrellas y solo habían publicado dos singles, "Long Tall Sally" y "You Still Want Me". El primero consiguió llegar al puesto número 42 de las listas de ventas inglesas, mientras que el segundo fue, directamente, ignorado por el público. Mientras tanto, los Fab Four ya eran una de las bandas más populares de Reino Unido, y no pasaría mucho tiempo hasta que consiguieran lo mismo en Estados Unidos.

"Tocamos con The Beatles en Bournemouth, y John Lennon se encargó de recordarnos que solo estábamos ahí para calentar al público para cuando entraran ellos. Sin embargo, conseguimos una gran reacción con 'You Really Got Me'. Fue una validación temprana de que teníamos algo que nos servía para defendernos, como cuando te hacen bullying en la escuela y tienes algo que es más grande que el acosador. Fue esa clase de sensación".

El mes siguiente "You Really Gote Me" llegó a lo más alto de las listas de ventas, convirtiendo a The Kinks en grandes estrellas. "Nunca vuelves a ser el mismo después de eso, nunca olvidas ese momento", recalca Davies.

Eso sí, esto es lo que ha contado Ray. Su hermano, Dave Davies, también parte de The Kinks, tenía una opinión distinta sobre John Lennon, al que describió, en una entrevista de 2016, como "un tipo paranoico pero divertido".

"Creo que yo le gustaba, sobre todo porque sabía que a mí todo me importaba una mierda. Mi actitud no era tan propensa al resentimiento interno como la suya. Muchas de las cosas que le hacían sentir mal venían de experiencias traumáticas muy arraigadas en él así como de su resentimiento. Sin embargo, al contrario que John, yo tuve una infancia genial. Una vez estábamos los dos borrachos, sentados en un club de Londres. Yo me había tomado un par de pastillas también y él no paraba de hablarme. Según me comencé a ir, John me dijo: '¡Eres uno de los tipos más odiosos que he conocido nunca!' Me lo tomé como un gran halago".

RockFM