Recordando a Kurt Cobain

Hoy hubiese cumplido 53 años un artista que se batía entre la presión de la fama y el éxito, y la necesidad de ser uno mismo
ctv-psv-kurt-cobain-fama-y-autenticidad

Tiempo de lectura: 2’

Hoy hubiese cumplido 53 años quien muchos consideran el último gran icono del rock. Kurt Cobain nació un 20 de febrero de 1967 y, a pesar de haber muchas apps y tecnología orientada a representarnos con 30 o 40 años más, solo es una fantasía; nunca sabremos realmente qué aspecto tendría Kurt hoy en día, pues decidió quitarse la vida a primeros de abril de 1994. Tenía 27 años, esa cifra maldita en el mundo del rock and roll.

Hay artistas como Little Richard que tuvieron muy claro desde niños que querían ser estrellas. Richard anhelaba dejar atrás su pueblo (Macon) y sabía que la música era su billete de salida. Y tanto si ardes en deseos de ser una estrella en algún ámbito, como si no, seguramente nadie esté preparado para ello. Este parecía ser el caso de Cobain, a quien la fama y el éxito, como lo entiende la industria, no le sentaban muy bien. Decía sobre ello: "Soy demasido cabezota como para comprometer nuestra música para volvernos estrellas del rock". Aunque parece que en privado, su punto de vista era otro. Su mujer, Courtney Love, en la miniserie de National Geographic, 'The 90's: The Last Great Decade', comentó: "Estaba desesperado por ser la estrella de rock más grande del mundo". Según Love, Kurt tenía tal ansia que escribía a toda discográfica posible para firmar un contrato discográfico. Dimes y diretes, ya que realmente no lo sabremos nunca.

Sea como fuere, Cobain fue responsable, en gran medida, de dar forma a una canción que terminó por convertirse en un himno generacional. "Smells Like Teen Spirit" representó las ganas de muchos jóvenes, que no veían reflejado su sentir en la música que aparecía en las grandes listas y medios de comunicación. Y en estas que llegaron Nirvana, y publicaron 'Nevermind'. Y con aquel disco, algo impensable: desbancar a Michael Jackson ('Dangerous') de esas mismas listas. Una imagen muy simbólica, y poderosa, de la necesidad de cambio y aire fresco que se venía barruntando desde hacía tiempo. En todo caso, sea o no "Smells Like Teen Spirit" ese himno generacional, Cobain sí tenía la intención de escribir "la última gran canción pop". Y, por su parte, el público le nombró como la "Voz de la Generación X". 

Posiblemente, Cobain navegara entre ambos mundos lo mejor que sabía y podía: entre la presión de la industria y las ansias de autenticidad del público; entre la fama y el éxito, y el recuerdo de quien vivió una temporada debajo de un puente.

Hoy recordamos con cariño a un músico que escribió su nombre con mayúsculas en la historia de la música. Más allá de adicciones, de vacíos personales, de grades focos, de éxito y fama. Más allá de todo eso, nos queda su legado. Uno con el que nos podremos dejar llevar e inspirar tantas veces como queramos, sin nombres, sin etiquetas, sin historia... Sólo música. ¡Hasta siempre, Kurt!







 

RockFM