¿Recuerdas el día en el que Guns N' Roses y Foo Fighters se subieron juntos al escenario?

Aquella especial ocasión se dio en un festival italiano en 2017
ctv-ww1-axl-rose-y-dave-grohl

Tiempo de lectura: 2’

¿Cómo reaccionarías si estás en un festival y dos de tus bandas favoritas unen fuerzas para tocar una canción? Eso es lo que sucedió en 2017 durante la celebración del festival Firenze Rocks, que tuvo lugar, como su propio nombre indica, en Florencia el 14 de junio de aquel año. 

Las relaciones entre los miembros de Guns N' Roses y Nirvana fueron muy complicadas en su momento, aunque, en un principio, Axl Rose mostró admiración por la banda de Seattle, incluso llegando a ponerse un gorro con su logo, las declaraciones en las que Kurt Cobain ponía a parir a su música acabaron por enfadarle. El bueno de Rose no tardó mucho en llamar drogadicto a Cobain e incluso en meterse con su mujer, Courtney Love, y con su hija, Francis. Eso sí, antes, el vocalista había intentado, de hecho incesantemente, llamar a Kurt para ofrecerle salir de gira junto a los Guns y Metallica, un cartel que a día de hoy resultaría tan increíble como épico. Cobain rechazó la invitación una vez tras otra. 

Las tensiones escalaron e incluso los músicos llegaron a insultarse cara a cara en una gala de premios. Fue Matt Sorum el único que, tras encontrarse con Kurt en un viaje en avión, fue capaz de limar algunas asperezas. Sin embargo, la trágica muerte del mito del grunge lo acabó cambiando todo, las disputas se olvidaron y, aunque fuera con cuentagotas, las disculpas comenzaron a llegar paulatinamente. 

No fue hasta 2010 cuando Dave Grohl y Slash se subieron a un escenario junto para tocar “Ace of Spades” junto a Lemmy. Tendrían que pasar siete años y, contra todo pronóstico, que se produjera una reunión de los originales de Guns N' Roses para poder ver la reconciliación definitiva. Dave Grohl, ahora a la cabeza de unos existosísimos Foo Fighters, invitaba a Guns N' Roses al escenario, aprovechando que al día siguiente serían cabezas de cartel de la jornada. Juntos, tocaron “It's So Easy” y, de alguna manera, solucionaron el conflicto cuyo eco llevaba resonando años. Está claro que también hubo otros gestos que ya indicaban que Grohl y Rose se llevaban bien, como que el primero le dejara su trono de guitarras al segundo para poder cantar con la pierna lesionada, pero esta fue la confirmación definitiva. 

Artistas relacionados

RockFM