¿Es Regreso al Futuro, en realidad, una historia de rock and roll?

Te contamos cómo el rock es protagonista de una de las mejores sagas de la historia del cine

Tiempo de lectura: 5’

“Supongo que no estáis preparados para esto, pero les encantará a vuestros hijos”, con esa premonitoria frase Marty McFly avisa a toda una generación, la de sus padres, de lo que se les viene encima. Un tsunami musical y cultural que lo cambió todo en la sociedad estadounidense y, más tarde, en el resto del mundo. El rock and roll liderado por pioneros como Chuck Berry, Little Richard, Jerry Lee Lewis o Elvis Presley se llevó todo por delante y se convirtió en uno de los movimientos más influyentes de todos los tiempos. Algo que ha reflejado el cine en infinidad de películas, entre ellas la trilogía dirigida por Robert Zemeckis.

Regreso al Futuro es una historia de muchas cosas: viajes en el tiempo, amistad, amor... pero también lo es de rock & roll. Este se convierte en un personaje más de la trama mientras se envuelve con todo lo demás, porque Marty McFly quiere ser, por encima de todo, una estrella de la música y lo demuestra desde el minuto 1 de la primera película de la saga. Recordamos aquel ampli descomunal puesto a máxima potencia, el brillo de la púa, la Chiquita Travel Guitar y...booommm



Ya sabemos que a Marty Macfly le apasiona la música y su siguiente paso fue presentarse al concurso de bandas para tocar en el baile del instituto de Hill Valley. “Somos los Pinheads”, dice Michael J. Fox antes de arrancar a tocar la intro de “The Power of Love”, la canción de Huey Lewis And The News que formó parte de la banda sonora de la película, aunque interpretada con más potencia y con ecos de Van Halen, el fenónemo de la guitarra que había explotado unos años antes. El sueño de Marty en la música tuvo su primer gran bofetón de realidad cuando el presidente del jurado encargado de evaluar a las bandas les rechaza diciendo que “son demasiado ruidosos”. Y aquí va uno de los grandes cameos con etiqueta rock de la película, porque quien interpreta al portavoz del jurado con el megáfono es el mismísimo Huey Lewis que, paradójicamente, rechaza a quienes interpretan su canción.



Van Halen como referente

A mediados de los 80 sobre todo, cuando se estrenó la primera entrega de la saga, Van Halen era una de las bandas más potentes del panorama, aunque justo atravesaba una época de cambios con la salida de David Lee Roth y la llegada de Sammy Haggar. La influencia de Eddie Van Halen era muy poderosa, como quedó plasmado en algunos guiños a la banda californiana. Si recuerdas la escena en la que Marty se cuela en la habitación de su padre mientras duerme para convencerlo de que vaya al baile de 'El Encantamiento Bajo el Mar', él se hace pasar por un extraterrestre del planeta Vulcano equipado con un Walkman y una cinta de cassette. La cinta contiene "Eruption" de Van Halen y se lo pone a todo volumen para que George termine de flipar con lo que está viendo.



La siguiente referencia a Van Halen es más sutil, pero no podíamos dejarla pasar porque cuando, en Regreso al Futuro II, Marty entra en el 'Café de los 80' está sonando “Beat It” de Michael Jackson, la canción que Eddie Van Halen llevó a otro nivel gracias a su guitarra.



El día que Marty Mcfly inventó el rock and roll

Pero la escena clave en la que el rock and roll se convierte en protagonista absoluto de Regreso al Futuro es cuando Marty McFly interpreta “Johnny B. Goode” de Chuck Berry en el baile de 'El Encantamiento Bajo el Mar'. “Bueno... esto es antiguo. Antiguo al menos de donde yo vengo”. Esta frase resume a la perfección el abrumador juego de paradojas temporales y de viajes al pasado y al futuro. Marty viene del futuro pero conoce de sobra la canción de Chuck Berry porque la grabó el 6 de enero de 1958, pero en la ficción se anticipa y la interpreta en 1955 delante de un montón de chicos (entre ellos sus padres) que flipan por lo que ven. El resto es historia del cine, Marvin Berry (director de la orquesta) llama a su “primo” Chuck Berry mientras Marty toca “Johhnny B. Goode”, para que escuche ese “nuevo sonido que estaba buscando”. Resumiendo: un chico del futuro que viaja al pasado, en el que sus padres aún van al instituto, y, de repente, les descubre el rock and roll. Además lo hace tamizado por el filtro de los años 80 en los que él vive y le sale una performance rayando ya en el heavy y con cosas muy avanzadas para una época en la que aún no existía ni siquiera el rock. McFly se sube al ampli y lo tira al suelo, toca la guitarra por detrás de la cabeza a lo Hendrix, se arrastra por el suelo y, cómo no, para completar el círculo, hace el paso del pato de Chuck Berry.

Lo genial de la trama es que, en una realidad paralela, Marty McFly se convierte en el padre del rock and roll y y él es quien se lo enseña al mismísimo Chuck Berry que lo difunde para que llegue a un futuro próximo en que lo encontrarán Marty y todos los chicos y chicas de su generación como ya lo hicieron sus padres y continuarán haciéndolo sus hijos.



Este fue sin duda el momento cumbre en la relación de Marty McFly con el rock, porque la siguiente referencia que aparece sobre su carrera musical es una nueva decepción. En Regreso al Futuro II se menciona que McFly se rompió la mano en un accidente de coche y tuvo que decir adiós a su carrera musical. Una escena en la que Jennifer (novia de Marty) contempla toda la decadencia que le espera a su marido en el futuro. El despido de su empresa por culpa de los trapicheos de Needles, su compañero de trabajo y su incapacidad para obviar la frase mágica que siempre le ha metido en problemas: “Nadie, me llama gallina”. La escena se cierra con la imagen de Marty rasgueando su guitarra y lamentando lo que pudo ser pero no fue.

Dos cameos que nadie podía imaginar

Precisamente, el personaje de Needless (que, paradójicamente, se traduce como agujas y, por esa razón, es uno de los que siempre está “pinchando” a Marty) es el gran cameo con etiqueta rock de toda la saga porque el actor que lo interpreta no es otro que Michael Peter Balzary, más conocido como Flea de Red Hot Chili Peppers. Es una de esas cosas que cuando las descubres te explota la cabeza.



Seguro que te estás preguntando dónde se hace mención al rock en la tercera parte de la saga que transcurre en el Oeste Americano. Pues sí, también hay un pequeño hueco para el rock and roll porque nos queda un cameo aún por desvelar. En un Hill Valley aún en construcción se celebra una gran fiesta para inaugurar el reloj de la torre, que tanto protagonismo tendrá en el futuro y, ¿quiénes son los que tocan en directo para que bailen todos los asistentes? Pues nada más y nada menos que ZZ Top. Ahí lo tienes...



Pues al final la profecía de Marty McFly se cumplió y le encantó a "vuestros hijos".






















No te olvides

Escucha RockFM en directo a través de la radio, desde RockFM.fm, nuestra app en Android y iOS y a través de TDT. Además, aquí encontrarás la mejor información sobre las bandas de rock de ayer y de hoy, redescubrirás los grandes clásicos que marcaron época y todo lo que no conocías sobre el género. Despiértate cada mañana con el rock y la diversión que te traen "El Pirata y su banda" y "El Francotirarock", disfruta de Una hora de rock sin pausa con Marta Vázquez, Carlos Medina y Saulo, los estrenos y entrevistas del "RockFM motel" y programas de autor como "El decálogo de Mariskal" -en el que descubrirás las diez grandes joyas de las temáticas más insospechadas-.

Cada jueves por la noche podrás disfrutar de la visión única de Alejo Stivel, líder de Tequila, en "Música para animales", y el fin de semana subimos el volumen de la mano de Diego Cardeña, Raquel Piqueras, Nano Jaquotot y de nuestra "Rock party", con la que la fiesta está servida el sábado por la noche. Para finalizar la semana, no te pierdas los delirios del guitarrista de Bruce Springsteen en "Little Steven's Underground garage". RockFM, más que una radio, es un estilo de vida.

RockFM