Richard Fortus y su riguroso método para aprender los temas clásicos de Guns N’ Roses

Al guitarrista de Guns N’ Roses le costó hacerse con los temas clásicos de la banda
Richard Fortus y su riguroso método para aprender los temas clásicos de Guns N’ Roses

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Rob’s School of Music, el guitarrista de Guns N’ Roses, Richard Fortus, ha desvelado cuál fue su mayor desafío a la hora de entrar a formar parte de la banda. Al parecer, aprenderse los temas clásicos del conjunto fue más complicado de lo que podría parecer en un primer momento.

“Cuando comencé a tocar en Guns N’ Roses, las cosas no eran como ahora. Incluso aunque fuera solo hace 20 años, no teníamos Internet, no teníamos cada canción de cada banda con alguien ahí sentado preparado para enseñarte a tocarla”.

“Muchas veces, solo para lo que lo sepas, tienes que verte seis o siete vídeos distintos del mismo temas porque todos tienen diferentes enfoques de cómo se toca y puede que pienses: ‘¿Sabes qué? Esto no está bien’. Te lo digo porque veo vídeos de mucha gente interpretando mis partes y es como: ‘Espera, no la estás tocando bien’”.

“Todo el mundo tiene su propio enfoque, así que tienes que escuchar el tema todas las veces que puedas. Si quiero aprenderme algo para salir del paso, tiro solo de oído aunque, nueve de cada diez veces, va a haber algo que no va estar bien del todo”.

“Cuando comencé con Guns N’ Roses, me senté y me concentré en todas las partes y escuché todos sus temas. Si había algún vídeo de la banda original disponible, lo veía todas las veces que pudiera”.

“Pero es difícil discernir si alguien está haciendo algo en el séptimo traste o si lo están haciendo en el fondo del mástil porque hay muchas notas armónicas a lo largo de la guitarra en las que puedes emitir el mismo sonido en sitios diferentes o tocar el mismo acorde de distintas formas”.

“Cuando estoy aprendiendo canciones, casi siempre intento hacer lo que sea más fácil porque, por lo general, eso es lo que se hizo la primera vez. Y piensas: ‘Tío, ¿cómo hicieron aquello y luego cambiaron a lo otro y, después volvieron a esta parte?’. Y entonces es como: ‘Espera, usaron un cable’. Casi siempre es más fácil de lo que piensas al principio”.

“Cuando estás en la escuela de música, todo el mundo tiene que aprender la teoría en el piano porque es literalmente blanco y negro. Cuando comencé a aprender a tocar lo hice de oído, pero, después, comencé a ir a clases y aún lo hago, todavía recibo clases”.

“Todavía compro manuales, incluso de mis amigos cuando sacan algo nuevo. Lo hago porque siempre estoy intentando buscar nuevas fuentes de inspiración. Siempre sigo intentando aprender y todavía tengo un profesor al que voy a ver de vez en cuando. A lo largo de tu viaje musical, siempre hay altos y bajos, como en cualquier viaje. A veces, para salir de esos momentos malos, necesitas algo que te inspire, alguien que te abra una nueva puerta”.

RockFM