Richie Faulkner (Judas Priest) y el grave motivo de su operación: “Si Metallica no hubera tocado después...”

El guitarrista de Judas Priest sufrió un aneurisma aórtico durante su actuación en el festival Louder Than Life
Richie Faulkner (Judas Priest) y el grave motivo de su operación: “Si Metallica no hubera tocado después...”

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Blabbermouth.net, el guitarrista de Judas Priest, Richie Faulkner, sufrió un “aneurisma aórtico y una completa disección de la aorta” durante la actuación de la banda en el festival Louder Than Life, que acabó con el artista teniendo que ser operado de urgencia al día siguiente.

Fue el pasado 27 de septiembre cuando las leyendas británicas del heavy metal anunciaron que iban a posponer lo que les quedaba de gira americana para que Faulkner pudiera operarse de un problema de corazón, cuya naturaleza no había sido desvelada hasta ahora. Al día siguiente, su mujer, Mariah Lynch, confirmó que Richie estaba “estable y descansando” después de someterse a “una importante cirugía cardíaca de urgencia”.

Ahora, hablando para Blabbermouth, Faulkner ha explicado qué fue lo que le sucedió: “Maniacos... Siempre he estado agradecido ante las posiblidades que se me han presentado. Siempre me he considerado el hombre más afortunado del mundo, sobre todo por poder tocar mi música favorita con mi banda favorita y tener a la gente que más me gusta en todo el mundo”.

“Poder escribir esto hoy a todos vosotros es el mayor regalo de todos. Mientras veo las imágnees del festival Louder Than Life en Kentucky, puedo ver mi rostro confuso y angustiado mientras tocaba 'Painkiller', mientras mi aorta se rompía y comenzaba a escupir sangre contra la cavidad de mi pecho. Estaba sufriendo lo que mi doctor llamó un aneurisma aórtico con una completa disección de mi aorta. Por lo que me ha dicho mi cirujano, la gente a la que le pasa esto no suele llegar viva al hospital”, se sincera Richie Faulkner.

“Me llevaron a un hospital cercano y la situación acabó deteriorándose en una operación de 10 horas y media a corazón abierto. Cinco parte de mi pecho fueron reemplazadas con componentes mecánicos. Literalmente, ahora estoy hecho de metal”.

“Todo podría haber acabado de forma distinta, teníamos solo una hora de concierto porque Metallica tocaba después de nosotros. Y no dejo de pensar que, si hubiera sido un ser completo, ¿habría tocado hasta colapsar? Si no hubiera pasado en una situación con tanta adrenalina, ¿hubiera mi cuerpo sido capaz de continuar lo suficiente como para llegar al hospital? El hospital en el que estuve se encontraba a cuatro millas del lugar donde tocábamos. Si hubiera estado más lejos...”.

“Siempre nos volvemos locos con esas cosas, pero sigo vivo, por suerte. Cualesquiera que fueran las circunstancias, cuando veo esas imágenes, la verdad es que, sabiendo lo que sé ahora, veo a un hombre moribundo”.



“Me he emocionado hasta llorar con mis amigos, familia, mi fantástica banda, equipo y management, además de con vosotros, chicos, mandándome vídeos y mensajes de amor y apoyo durante esta última semana. Os lo agradezco mucho a todos y, aunque tengo un camino hacia la recuperación por delante, tan pronto como sea capaz de volver a estar en marcha, seréis los primeros en enteraros y volveremos a estar ahí fuera con vosotros”.

“Una última cosa, maníacos, esto ha pasado de repente. No tenía historial de problemas de corazón, ni coágulos en las arterias ni nada por el estilo. Lo que os quiero decir es que no tengo ni el colesterol alto y podría haber sido el fin para mí. Si podéis ir a haceros una revisión, hacedlo por mí, por favor”.

“Mucho amor y os veo pronto”.

Producida por Live Nation, la gira “50 Heavy Metal Years” de Judas Priest comenzó el 8 de septiembre en Reading, Pennsylvania, y estaba programada para seguir desarrollándose en octubre antes de terminar el 5 de noviembre en Hamilton, Ontario.

RockFM