Richie Sambora se sincera sobre su etapa en Bon Jovi: “Mi trabajo era callarme la jodida boca”

El que fuera guitarrista de Bon Jovi recuerda sus años como guitarrista de la banda
Richie Sambora se sincera sobre su etapa en Bon Jovi: “Mi trabajo era callarme la jodida boca”

Tiempo de lectura: 2’

Richie Sambora dice que su trabajo en Bon Jovi era “callarse la jodida boca

La relación entre Jon Bon Jovi y Richie Sambora habrían mejorado, al menos algo, desde la salida del guitarrista en 2013. Aún con todo, no es, ni de lejos, la que solía ser, tal y como ha afirmando Sambora en una nueva entrevista para Apple Music (vía Ultimate Classic Rock).

“Teníamos el vehículo recreativo mejor armado. Nuestro conductor de autobús solía ser un boina verde. Teníamos varios AK-47 y una pistola. Decía: 'Eh, jefe, ¿te apetece dispararle a algo?'”, recuerda Sambora. “Nos pintamos las caras y apuntábamos a los cactus para no hacer daño a nadie o a nada. Es la clase de cosa que haces cuando estás de gira y eres así de joven. Había momentos en los que la camaradería era muy, muy profunda”.

El entrevistador, entonces, afirmó que mucha gente asumía que Jon Bon Jovi “lo cantaba todo” en los discos de la banda. Sambora, ante ello: “Y toda la composición... Ese fue parte de mi acuerdo, callarme la jodida boca. Si hubiera tenido una cafetería, el cartel diría: 'Tómate una caliente y humeante taza de callarte la jodida boca'. Esa sería mi cafetería. ¿Y sabes qué? Adivina. Lo hice. Y funcionó porque eso es lo que él necesitaba, por la razón que fuera”.

Sambora también habló sobre la canción “Wanted Dead or Alive”, afirmando que el hit de 1987 fue dirigido a una base concreta de fans.

“Pensé que si la banda iba a durar, necesitábamos un tema insignia para los tíos”, dijo. “Y tuve una idea: 'Wanted Dead or Alive'. Y un día me fumé un porro, sentado en el sótano de mi madre esperando a Jon para que me trajera pizza para seguir adelante. Y di con ese riff y dije: 'Vaya, pues ha sido fácil'”.

“Y es un riff muy simple”, afirmó Sambora. “Parece que es difícil de tocar, pero no lo es en absoluto. Y eso permitió que las chicas trajeran a sus maridos y a sus novios, que no sentían que tuvieran que ir a esconderse en ningún lado”.





RockFM