Rick Allen (Def Leppard) explica la verdadera historia de lo que ocurrió tras el accidente que le hizo perder el brazo

Rick Allen, batería de Def Leppard, tuvo un grave accidente de coche en 1985
Rick Allen (Def Leppard) explica la verdadera historia de lo que ocurrió tras peder su brazo en un accidente

Tiempo de lectura: 2’

El pasado mes de diciembre se cumplieron 35 años de uno de los momentos más duros de la carrera de Def Leppard, cuando su batería, Rick Allen, estuvo envuelto en un terrible accidente de coche en Inglaterra que casi le cuesta la vida y por el que perdió el brazo. Allen tendría que volver a aprender a tocar la batería, trabajando con la marca Simmons para crear un kit personalizado. Pese a las dificultades, la banda apoyó al músico durante este duro proceso y, al final, su carrera siguió despegando, pese a que este terrible evento podría haber acabado con la carrera de cualquier otra persona.

Ahora, en una nueva entrevista con Modern Drummer, Rick Allen ha explicado la verdadera historia de lo que vivió después del accidente y de cómo consiguió reunir el coraje para volver a tocar: "Recuerdo llegar al hospital y darme cuenta de lo que me había pasado después del accidente. Honestamente, quería desaparecer. No quería hacer esto durante más tiempo".

"Después, comenzaron a llegarme cartas de gente de todo el mundo, me llegaron mensajes de ánimo de todas partes: mi familia, los chicos de la banda y de personas de todo el globo. No sé qué pasó, pero descubrí el poder del espíritu humano y simplemente dije: '¿Sabes qué? Puedo lograrlo'. Fue algo colectivo, en realidad. Fue toda esa energía que me transmitieron, que se acabó manifestando en ganas de salir triunfante de la situación. Eso fue exactamente lo que pasó".

Rick también ha hablado sobre lo importante que fue el apoyo de los miembros de Def Leppard, que, en lugar de cambiar de batería, aunque solo fuera por un tiempo, decidieron ser pacientes y esperar a que se recuperase, aunque eso significase estar varios meses en el dique seco.

"Me dejaron la decisión a mí, podía seguir o dejarlo. Además, me dieron tiempo para crecer y desarrollar, en realidad, un estilo totalmente nuevo a la hora de tocar. Eso es todo lo que necesitaba, sólo me hacía falta tiempo. Necesitaba esperar un poco mientras volvía a coger confianza y darme cuenta de que podía volver. Nadie me dijo: 'Oye, tienes que tomar ya tu decisión'. Creo que eso fue lo más importante, me dieron tiempo para encontrarme a mí mismo":

Muchos años después, en 2006, Rick Allen visitaría el Walter Reed Army Medical Center, una instalación médica para veteranos de guerra que sufren estrés postraumático. Tras aquella visita, el batería comenzó a dedicar parte de su tiempo a ayudar a estas personas, que en muchos casos sufrieron heridas similares a las suyas.

"No sabía lo que sería de mi vida después de aquel día tan terrible. Fue el momento más oscuro de mi vida... Mi deseo es el de animar a que se cree un sistema de apoyo para estos guerreros, que se deje de estigmatizar el Trastorno de Estrés Postraumático, que compartan sus historias y que se ofrezcan maneras alternativas de preparar el camino hacia la resiliencia y la salud", declaró Allen para ABC News en 2012.

RockFM