Rob Halford confiesa que es "incapaz" de escuchar los discos de Judas Priest en los que él no canta

El vocalista desvela que tiene un bloqueo piscológico a la hora de afrontar el periodo de la banda del que él no formó parte
Rob Halford confiesa que es "incapaz" de escuchar los discos de Judas Priest en los que él no canta

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Cleveland.com, el cantante de Judas Priest, Rob Halford, ha hablado sobre los discos de Judas Priest en los que cantó Tim "Ripper" Owens, 'Demolition' y 'Juglator'. El vocalista ha confesado que es incapaz de escucharlos, así como tampoco ha leído la autobiografía de su ex-compañero K.K. Downing.

"No me la he leído. Me pregunto por qué no lo he hecho. No tengo ni idea, puede que le eche un ojo en algún momento. Él, probablemente, no se va a leer la mía, porque sabemos mucho el uno del otro", ha afrimado el cantante.

"Me pasa lo mismo con 'Demolition' o 'Juglator'. Nunca los he escuchado. Si puedo ser brutalmente honesto, no me interesan", ha afirmado. Sin embargo, aunque Halford se haga el duro, la hemeroteca le ha jugado una mala pasada, ya que hace 20 años, en el 2000, el músico desveló los motivos por lo que, en aquel entonces, no había escuchado los discos.

"Es muy demasiado difícil para mí escuchar a la banda cuando no estoy en ella. Y eso no es que esté criticando a Ripper. Simplemente no puedo escucharlo, es algo psicológico. Debería ponerlo y, simplemente, escuchar la el jodido disco, pero, si lo hago, me van a preguntar por él y querrán que de mi opinión. No quiero estar en esa posición, Me gustan todas las cosas que he hecho con la banda y estoy feliz de formar parte de su legado, eso es todo. Lo quiero tratar con respeto porque es lo que se merece".

Downing, por su parte, dejó Judas Priest en 2011 a causa de diferencias con la banda, el management y lo que él consideraba un decline en la calidad de sus actuaciones. El hacha fue sustituido por Richie Faulkner, casi 30 años más joven que él, que le insufló nueva vida al conjunto, tal y como demostró con sus aportes compositivos en el brillante 'Firepower', álbum que la banda inglesa firmó en 2018 y que se ha convertido en uno de sus trabajos más brillantes de las últimas décadas.

Hace dos años, Downing desveló que había mandado dos cartas para despedirse de sus compañeros de banda. La primera fue "una amable notificación de su salida, que explicaba que se retiraba de la música" y la segunda fue un escrito "con más enfado, en el que plasmó todas sus frustraciones con ciertas personas del conjunto". Según el guitarrista, esa segunda carta fue uno de los motivos por los que no fue invitado a volver al conjunto tras el anuncio de la enfermedad de Glenn Tipton, que le mantiene alejado de los escenarios.

Tipton fue diagnosticado con Parkinson hace seis años, aunque no lo anunció hasta febrero de 2018, momento en el que anunció que no sería una parte activa del tour promocional de la banda.

RockFM