Rob Halford explica cómo Frank Sinatra le "ayudó" a demostrar que Judas Priest no escondía mensajes subliminales

El cantante consiguió dar un giro radical a su juicio por mensajes subliminales con la "ayuda" de Frank Sinatra
Rob Halford explica cómo Frank Sinatra "ayudó" a demostrar que Judas Priest no escondía mensajes subliminales

Tiempo de lectura: 3’

Rob Halford, vocalista de Judas Priest, ha explicado, en una entrevista con el medio inglés Metro, la brillante manera en la que demostró, ante un jurado, que su banda no escondía ningún tipo de mensaje subliminal en su música. Para ello, necesitaron algo de ayuda de un popular cantante que, sin embargo, no hacía rock. Hablamos, ni más ni menos, de Frank Sinatra.

Como puede que sepas, esta historia tuvo lugar en 1990, cuando, después de un largo juicio, se decidió que los miembros de Judas Priest no eran responsables de la muerte de dos jóvenes que se habían suicidado, presuntamente, tras escuchar la música del conjunto inglés.

Los días previos a las navidades de 1985, un joven de 19 años llamado James Vance, vio cómo su mejor amigo, Ray Beknap, se quitaba la vida disparándose con una escopeta a las afueras de una iglesia en Reno, Nevada. Justo después, Vance repitió el mismo acto, aunque no murió, sino que sufrió graves heridas que le dejaron seriamente desfigurado. Después, Vance afirmó que sus acciones vinieron motivadas por la música de Judas Priest, provocando que su familia demandase a la banda.

Las canciones que fueron sujeto de juicio, fueron las que aparecen en el disco 'Stained Class', del que se alegó que contenía mensajes subliminales como "intenta suicidarte" o "estemos muertos" cuando se ponían sus canciones al revés. Uno de los temas más señalados fue "Better By You, Better Than Me", que, una vez más, presuntamente, contenía un mensaje que decía: "hazlo, hazlo, hazlo". Es esta canción la que, supuestamente, empujó a los dos chicos a intentar quitarse la vida.

Vance afirmó que tanto él como su amigo estaban escuchando Judas Priest cuando "de repente, nos llegó un mensaje suicida y nos cansamos de la vida". En una carta escrita a la madre de Belknap, el chico afirmó lo siguiente: "Creo que el alcohol y el heavy metal, con bandas como Judas Priest, nos hicieron estar hipnotizados".

Sea como fuere, en esta nueva entrevista, Rob Halfrod ha explicado cómo consiguieron darle la vuelta a este juicio y demostrar que, además, no habían metido ningún mensaje subliminal en su música no siendo, por lo tanto, responsables de la muerte de nadie.

"Todavía no sé por qué nos señalaron a día de hoy. Dos chicos intentaron suicidarse en Reno y un grupo de gente, apoyada por aquellos que estaban en contra del heavy metal, dijeron que nosotros estábamos componiendo canciones que, si escuchabas de cierta manera, te hacían suicidarte. Era una locura. Ozzy Osbourne tuvo que pasar por lo mismo con su tema 'Suicide Solution' y, después, fue nuestro turno. Fuimos a juicio en América y lidiamos con ello".

Sin embargo, lo que menos gente sabe, es cómo la banda inglesa consiguió darle la vuelta, nunca mejor dicho, a la situación, con un poco de ayuda de su compañero de profesión Frank Sinatra.

"La acusación afirmaba que si reproducías discos de heavy metal del revés, podías escuchar mensajes satánicos y de adoración al diablo. Así que les dije a los chicos, 'Vamos a demostrar que se equivocan'. Teníamos algunos discos de Frank Sinatra, así que los reprodujimos al revés en el hotel, y empezaron a aparecer todos esos mensajes inusuales. Uno de ellos era, 'Le di un caramelo de menta a ella'. Era divertidísimo. Se lo pusimos al juez, que era un mormón muy conservador, y, cuando lo escuchó, pegó un salto de su silla, no pudo aguantarse la sorpresa. Fue un episodio para el recuerdo".

Con el tiempo, como bien ha dicho Halford, hubo muchos más casos en los que se denunció a bandas por, presuntamente, provocar mal a los jóvenes con mensajes subliminales en las canciones. La realidad, sin embargo, es que la mayor parte de las veces, cuando existe un verdadero mensaje oculto en un tema, suele ser algo absurdo o divertido. Esto lo han hecho muchas bandas, incluyendo The Beatles o Pink Floyd. Si quieres saber más sobre mensajes ocultos en temas de rock, puedes ver varios aquí.

RockFM