Rob Halford (Judas Priest) desvela su secreto para no aburriste de cantar "Breaking the Law"

El cantante de Judas Priest habla sobre el tema más famoso de la banda
Rob Halford (Judas Priest) desvela su secreto para no aburriste de cantar "Breaking the Law"

Tiempo de lectura: 2’

El vocalista de Judas Priest, Rob Halford habló, hace pocos días, con la prestigiosa revista Rolling Stone, en una entrevista en la que tocó varios temas sobre su extensa y prolífica carrera. En cierto momento, el músico fue preguntado sobre si estaba cansado de cantar "Breaking the Law", tema que lleva siendo parte de su setlist desde que la banda publicara el 'British Steel' en 1980.

"Sigue estando igual de fresca cada noche que la toco. En ese momento exacto, es como si fuera nueva, fresca y diferente. Nunca es exactamente idéntica, eso es un hecho. Yo creo que lo más importante que puedes hacer con esta clase de canciones es apagar el piloto automático", explicó el vocalista.

Según la web setlist.fm, Judas Priest habría tocado la canción un total de 1188 veces desde su salida. Eso son 1188 conciertos en los que Rob Halford (y, durante un tiempo, Tim "Ripper" Owens), como mínimo, ha sostenido el micrófono para que su audiencia la cantase. A esto hay que sumarle las 70 veces que el cantante la ha interpretado en solitario. Curiosamente, la persona que más la ha cantado en directo después de los Judas Priest es la alemana Doro Pesch, que ha interpretado su versión de la canción 304 veces.

"No tienes que intentar repasar los movimientos que tienes que hacer. La interpretación tiene que ser sincera y venir de dentro. No es como si dijera: 'Oh, mierda. Tenemos que tocarla de nuevo, esta es la número 4000'. Nunca me siento así. De hecho, tengo ganas de cantarla. Todavía me apetece cantar "Breaking the Law", "Living After Midnight" o "Electric Eye", sentenció el cantante.

Como ya te hemos dicho, "Breaking the Law" fue el single más exitoso del 'British Steel' y, de hecho, de toda la carrera de Judas Priest. Pese a la ausencia de solos de guitarra, el tema se convirtió en un referente del sonido del heavy metal clásico y sigue siendo escuchada por millones de personas a día de hoy. El videoclip, en el que la banda atraca un banco con sus instrumentos para robar un disco de oro, se convirtió en una predicción inesperada de lo que estaba a punto de suceder con la canción y con la carrera del conjunto. A día de hoy, el tema sigue sin faltar en el repertorio de la banda e incluso ha sido utilizada -en giras como el "Epitaph Tour"- para darle un momento de "respiro" a Rob Halford y que los fans canten por él mientras el vocalista se prepara para un tema más exigente como puede ser, por ejemplo, "Painkiller".

RockFM