Rob Halford (Judas Priest) desvela el valioso objeto que le robó a John Lennon y a Yoko Ono mientras grababa 'British Steel'

Uno de los discos más emblemáticos de la historia del heavy metal, 'British Steel', tuvo mucho que ver con The Beatles
Rob Halford (Judas Priest) desvela el valioso objeto que le robó a John Lennon y a Yoko Ono mientras grababa '

Tiempo de lectura: 3’

Durante una nueva aparición en The Cassius Morris Show, el cantante de Judas Priest, Rob Halford, ha recordado cómo fue el proceso de grabación del clásico 'British Steel' de 1980 y cómo John Lennon y Yoko Ono le "ayudaron" a grabarlo, dado que todo el proceso durante el que se plasmó el disco se llevó a cabo en la casa donde legendario ex-Beatle y su esposa grabaron el videoclip de "Imagine". Eso sí, el vocalista se robó un objeto que, a buen seguro, es de lo más valioso y que, además, formó parte de aquel videoclip.

"Ringo me dio permiso para grabar el disco en el mismo lugar en el que se filmó el vídeo de 'Imagine'. Él estaba viviendo en los Ángeles con su preciosa mujer, Bárbara y solía ir y venir. Pero, en esta ocasión, estaba allí y estaba alquilando la casa a varias personas, sobre todo músicos, porque tenía todo muy bien montado en la parte del estudio de la casa".

"Nunca he sabido cómo acabamos allí, pero es una locura pensarlo. Estábamos allí y, para mí, como fan de The Beatles y, sobre todo, de John Lennon, era increíble poder pasear por aquella casa. Lennon consiguió emocionarme de muchas formas distintas incluso fuera de la música que hacía".

"La parte que me más me impresionó fue en la que se había grabado el vídeo, que he volví a ver por primera vez en años hace unos pocos días. ¡Y es que resulta que ese es el mismo cuarto en el que Glenn Tipton tocó la guitarra en 'Living After Midnight'! Recuerdo que me despertó porque mi dormitorio estaba justo arriba de aquel sitio en particular. Es un recuerdo de lo más metalero y potente".

Sobre Ringo Starr, lo cierto es que Rob Halford no puede decir mucho, aunque su ausencia le ayudó a "sustraer" el dichoso objeto: "Me gustaría contarte algo de él, pero no le conocí ni he llegado a hacerlo a día de hoy. Nunca he conocido a un Beatle. Había gente que se encargaba de los agendados y los pagos, ellos fueron los que nos atendieron durante todo el tiempo en el que estuvimos allí".

"Pero el hecho de que pudieras andar por una casa que se utilizaba en los vídeos de Lennon... Puedes ver cuando estaba en el lago o andando por uno de los cuartos y Yoko corre las puertas de las ventanas".

ctv-k0m-imagine

"Hay un momento que me encanta cada vez que lo veo, y es cuando Yoko anda cerca de la mesa y hay varios objetos de metacrilato en la mesa. Lo cierto es que tengo uno de ellos en mi casa, porque lo encontré en el cuarto en el que me pusieron a cantar".

"Es un obelisco. Estaba en un cuarto muy pequeño, porque Tom Allen quería sacar una línea vocal muy seca y, mientras esperaba a comenzar, no dejaba de mirar todos esos premios de oro y platino dedicados a The Beatles. ¡Dios mío, todos estaban cogiendo polvo!".

"Si lo piensas, esta gente tenía, literalmente, cientos de premios cogiendo polvo. Tiene sentido, ¿dónde puedes ir poniéndolos? Las paredes no dan para mas".

"Había un montón de cosas a mi alrededor y, cuando miro en la esquina, hay un obelisco de metacrilato del tamaño de un pie y sé lo que es porque he visto el vídeo de 'Imagine' un montón de veces. Lo dejé allí, pero cuando nos fuimos a marchar, según acabamos las sesiones, ¡me lo llevé! No lo robé porque, en mi opinión, estaba cogiendo polvo y quería llevarlo a un sitio donde se luciera, tal y como lo está haciendo ahora mismo".

"Está a buen recaudo. Poco tiempo después de aquello, la casa se vendió y estoy seguro de que los que la compraran entraron e hicieron una limpia. Quizás muchas de esas cosas acabaron en la papelera. ¡Me horroriza pensar que eso podría haber acabado allí!"

"Así que digamos que lo tengo prestado. Siempre he dicho: 'Yoko, si alguna vez me escuchas hablar y quieres el objeto de vuelta, que tu gente llame a mi gente'".

"Siempre he fantaseado con una imagen agridulce en la que le estoy devolviendo el obelisco a Yoko y mis lágrimas de metal están cayendo. Le digo: '¡Te lo he guardado, Yoko!' y después, espero a que me diga: 'Está bien, Rob, quédatelo. Lo has cuidado y ahora significa más para ti".

RockFM