Rob Halford (Judas Priest) explica cuál es la parte más dura de mantenerse sobrio

El vocalista de Judas Priest lleva 34 años sin probar el alcohol ni las drogas
Rob Halford (Judas Priest) explica cuál es la parte más dura de mantenerse sobrio

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Backstage Axxess, el vocalista de Judas Priest, Rob Halford, ha desvelado cuál es, para él, la parte más dura de mantenerse sobrio, estado en el que lleva desde 1986, acabándose de marcar el 34º aniversario desde que dejó el alcohol y las drogas. El vocalista ha explicado, también, cómo ha afectado este cambio en su vida a sus actuaciones en directo y a su bienestar emocional.

"Hay que ir día a día", explica. "Cada vez que veo un anuncio de cerveza en televisión pienso, 'Dios, me encantaría tomarme una cerveza fría'. Pero sé que no puedo, porque eso me haría irme a un sitio muy enfermizo, volvería a estar en un punto que no es sano de nuevo".

"La parte más dura es vivir pensando solo en el día a día. Es aún más difícil cuando estás en la carretera rodeado de gente a la que le encanta beber, y créeme, a toda mi banda le encanta beber. Pero tengo todas las herramientas a mi alcance para evitar esa tentación, a la cual es muy fácil entregarse en un calentón. Sin embargo, después todo por lo que has trabajado tan duro parece haberse esfumado. Dicho esto, el día de ayer ya se fue, ya no importa, ya pasó. Todo tiene que ver con vivir en el momento".

El músico pasó, después, a ofrecer consejo para toda aquella persona que quiera intentar dejar el alcohol y las drogas: "Para la gente que tiene problemas con ello, tienen que saber que no están solos. Hay, literalmente, millones, si no cientos de millones, de nosotros. Y eso no lo hace más fácil, pero me gustaría que la gente entendiera que no esta sola y que, ahora, hay maneras increíbles y mucho más fáciles de encontrar ayuda. Todos tenemos un móvil o un teléfono con los que dar el primer paso hacia la recuperación. Hay sitios a los que puedes ir en casi cualquier parte del planeta para ir a reuniones y ver a gente que está pasando por los mismos maravillosos cambios y grandes oportunidades que tú. No tengas miedo. El miedo es un factor muy importante".

"Comencé a beber ya drogarme para cubrir mucho de mi propio dolor, y es un factor muy común cuando la gente tiene una adicción. Esta enfermedad puede ser causada por cualquier cosa, pero, en mi caso, era mi muleta. La estaba usando para perderme en las dificultades que estaba teniendo y pensaba que, si me tomaba una copa o me drogaba, las cosas estarían mejor. No lo estaban. Seguían siendo las mismas. Te tiras en la cama, completamente ebrio, por la noche y te levantas al día siguiente y piensas, 'Vaya, el problema sigue ahí. Las cosas que me hacen sufrir no se han ido'".

"Por favor, por favor, de verdad, piensa en todas las grandes cosas que puedes hacer por ti mismo, porque cuando pasas a estar limpio y sobrio después de una adicción a las drogas y al alcohol, te conviertes en una persona fuerte, poderosa y potente. Todos tenemos eso dentro de nosotros mismo, solo que no sabemos cómo sacarlo fuera aún. Pero, una vez empiezas a recuperarte, en una base que implica pensar en el día a día, te darás cuenta de que te empiezan a pasar cosas increíble, para ti, como persona, pero es que después, además, se pasa a tu familia, a tus amigos, a tus compañeros, a todo lo que te rodea en la vida. De repente, es como si tuvieras una segunda oportunidad. Aceptas la oportunidad de vivir una vida limpia y sobria".

RockFM