Robert Trujillo afirma que tocar duetos con Kirk Hammett es su momento favorito con Metallica

Estos doodles entre ambos músicos se convirtieron, también, en uno de los momentos más esperados por los fans
Robert Trujillo afirma que tocar duetos con Kirk Hammett es su momento favorito con Metallica

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con MMA Junkie (vía Blabbermouth.net), Robert Trujillo se ha sincerado sobre los duetos -o “doodles”- que ha realizado con Kirk Hammett durante el último par de giras de Metallica.

En cada parada, Trujillo y el guitarrista de la banda, Kirk Hammett, versionan una canción de un artista local. Su elección de bandas suele ser de lo más variopinta. En España, por ejemplo, han elegido tocar temas como "Vamos muy bien" de Obús, "Los rockeros van al infierno" de Barón Rojo, "Brutus" de Los Nikis, "El Muerto Vivo" de Peret o “El Imperio Contraataca” de Los Nikis. Todo esto suele sonar antes de que la Trujillo interprete el solo de bajo “(Anesthesia) Pulling Teeth”. Las canciones suelen ser interpretaciones solo con bajo y guitarra en las que Robert suele cantar.



“Uno de los momentos que más orgulloso me hacen sentir han tenido con Kirk en la última gira europea, tocando canciones locales de esos países y ciudades en grandes estadios de fútbol. Cogíamos una canción de un artista de ese país y nos la aprendíamos”, dice el bajista.

“Te voy a poner un ejemplo. En París, Francia, estábamos en el Stade De France, y tocamos una canción de un artista conocido como Johnny Hallyday. Había 85.000 personas. Nadie sabía lo que íbamos a tocar, como si fuéramos músicos callejeros. Lars Ulrich y James Hetfield estaban tomándose un breve descanso. Salimos ahí fuera. Kirk cogió su guitarra y yo mi bajo. Es casi como: '¿Qué pasa con el sombrero? ¿Dónde tiran las monedas?'”, prosigue explicando Trujillo.

“Es literalmente así, reducido, al desnudo. Y salimos ahí fuera y tocamos una canción que se llama 'Ma Gueule' de Johnny Hallyday. Te lo digo, la gente se quedó en shock, pero en el buen sentido de la palabra. Y hubo sonrisas y lágrimas, y lo dieron en las noticias”, rememora.

“Pero mucho de esto pasó en distintos países y ciudades a lo largo de Europa, donde elegíamos un artista, le versionábamos y tocábamos la canción durante dos minutos y medio o tres. Estaba cantando en la lengua original, así que es complicado. Estamos hablando de Rumanía, de Polonia, de España, de Portugal y de Suecia, canté en sueco”.

“Eso, para mí, fue uno de los grandes momentos de toda mi existencia como músico, especialmente en Metallica, porque ni siquiera sé si podría volver a hacerlo. A veces pienso sobre ello y digo: 'Tío, estabas loco. Kirk y yo estábamos locos'. Esto pasó justo antes de la pandemia, cuando estábamos tocando en estadios de fútbol. Los llamábamos los duetos, esos eran los duetos. Esos momentos al otro lado del océano fueron enormes, para mí, a nivel personal”.

Barcelona, la ciudad que terminó de inspirar a Trujillo

En verano de 2020, el bajista de Metallica explicó que su paso por Barcelona tocando “El Muerto Vivo” fue lo que le terminó de inspirar para tocar estos duetos.

"Había un momento de dueto en el que teníamos que tocar una canción de Metallica, un tema poco común, algo como 'I Dissappear' o algo así", recordaba el bajista. "Nos empezamos a dar cuenta de que no teníamos los resultados que queríamos. Salíamos al escenario y empezábamos a tocar 'Eye Of The Beholder' o algo así y la gente se quedaba esperando a que James Hetfield saliera y cantara".

"Sentían que era un momento de preludio y comencé a darme cuenta de que teníamos que hacer algo distinto. Así que, una noche, Kirk salió al escenario y comenzó a tocar "Le Freak" de CHIC. Me pilló por sopresa. La primera noche me sorprendió porque no me sabía bien la línea de bajo, así que la improvisé. A la segunda, ya me la sabía", recuerda Trujillo.

"Entonces fuimos a Europa y estuvimos en Amsterdam y uno de los miembros del equipo nos sugirió que tocáramos 'Radar Love' de Golden Earring. Así que comencé a tocar la línea de bajo y la gente comenzó a cantar. (…) Después, en Barcelona, tocamos un tema con un aire gitano de un artista llamado Peret que se titulaba 'El Muerto Vivo' . Estaba ahí, cantando en Español, haciéndolo lo mejor posible y la gente se volvió loca. Ahí comencé a pensar, 'Espera un momento. Aquí tenemos algo'. Y así comenzamos a tocar canciones de bandas locales de cada ciudad"

RockFM