Robert Trujillo (Metallica) alaba la gigantesca gesta musical de su hijo, de tan solo 15 años

El bajista de Metallica recuerda uno de los mejores momentos musicales de su hijo, Tye, sobre el escenario
Robert Trujillo (Metallica) alaba la gigantesca gesta musical de su hijo, de tan solo 15 años

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista con The Vinyl Guide, Robert Trujillo, bajista de Metallica, ha hablado sobre la mayor gesta musical de su hijo, Tye, que el año pasado se unió a Suicidal Tendencies durante un concierto para sustituir a su bajista, todo esto a la tierna edad de 15 años.

"Mi hijo toca el bajo, tiene solo 15 años y tocó en un show con Suicidal Tendencies hace poco. Por algún motivo, el bajista tuvo problemas para tocar. Es de Chile y un interprete increíble", afirma Trujillo. "Así que Mike Munir le preguntó a Tye si se veía capaz de dar el concierto, era un gran show, era un festival enorme de punk en San Pedro, con casi 5000 persona, así que tuvo que aprenderse una lista larga de canciones".

"Fue genial poder escucharle tocar todos aquellos temas, muy auténtico, con una púa. Yo nunca toco de esa manera, pero él sí. Recuerdo escucharle desde el principio y pensar que era lo más guay del mundo, ¿sabes", narra lleno de orgullo el bajista de Metallica.

"Él fue en esa dirección, pero le aportó su estilo y su actitud, que es algo que depende de cada uno", cuenta. "Yo me he visto tocando un bajo de cuatro cuerdas en temas más antiguos. En su momento, nunca tocaba un instrumento así. Siempre decía que era un intérprete de cinco cuerdas, ¿me entiendes? Depende de cada uno".

"Lo guay, ahora que lo pienso, es que también tocó algunas de mis canciones que yo tocaba con cinco cuerdas, con un bajo de cuatro, así que las reajustó a su estilo. En cualquier caso, lo que más me impresionó fue escucharle tocar algunas cosas de Sucidial como 'War Inside My Head' o 'Subliminal'".

"Las estaba tocando de la manera en la que Louiche Mayorga lo hacía en su día, con una púa, transmitiendo la misma sensación", narra. "Dave Lombardo, de Slayer, estaba tocando la batería y fue genial. Es una maravilla cuando eso sucede a veces, cuando traes las canciones a su forma original por decirlo de alguna manera, es algo digno de mencionar":

"Sin embargo, varía, es difícil decir lo que está bien y lo que no lo está porque entiendo que un intérprete debe ser él mismo y entonces, a veces, está bien intentar buscar un enfoque más auténtico".

RockFM