Robert Trujillo (Metallica) desvela la valiosa lección que aprendió se su peor experiencia con Metallica

El bajista se unió a Metallica en el año 2003 y ahora ha recordado cómo fue su peor experiencia en sus comienzos con la banda
Robert Trujillo (Metallica) desvela la valiosa lección que aprendió se su peor experiencia con Metallica

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con The Vinyl Guide, el bajista de Metallica, Robert Trujillo, ha hablado de cómo se unió a Metallica en 2003 y de la valiosa lección que aprendió a raíz de su peor experiencia con la banda.

"Cuando entré a Metallica no me informaron bien de qué temas estábamos tocando, así que la el factor de comunicación en lo que se refiere al material que tenía que aprender no era nada preciso", recuerda Trujillo. "Estaba aprendiendo canciones que no necesitaba aprender, aunque fue bueno que lo hiciera porque acabaría tocándolas años después".

"Sin embargo, me encontré a mí mismo los dos primeros años teniendo que aprender cosas en el último minuto o incluso teniendo que llevarme notas encima del escenario, que es algo que odio hacer, algo que no repetiría ahora, pero no tenía otra opción", explica el bajista, que ya es el más longevo de la historia del conjunto.

"En el principio fue como, 'espera un momento'. Era una locura, me tiraron al agua para que nadara. El desafío que supone Metallica es mucho más intenso porque puedes tener que grabar un programa de televisión, después volar a Los Ángeles para tocar para la MTV y, más tarde, tener otra grabación de vídeo".

"Todo estaba pasando de golpe. Vivía en Los Ángles y, de repente, me dan el trabajo y tengo que irme, literalmente de un día para otro, a San Francisco para vivir allí un año entero. Recuerdo que dije algo como: 'Esperad, tengo que pasar por casa y coger algo de ropa por lo menos'".

"Lo que aprendí de todo aquello, o más bien lo que me dije a mí mismo, es que no quería pasar por lo mismo de nuevo, quería asegurarme de que siempre iba un paso por delante. Por eso comencé a aprenderme canciones como 'Orion' o 'The Call of Ktulu'. Comencé a revisar temas que no tocábamos pero que yo quería interpretar porque tenía la sensación de que un día podríamos hacerlo".

"Otra que me aprendí fue 'Frayed Ends of Sanity'. Me apetecía tocarla y sabía que, si en algún punto íbamos a llevarla al directo con Metallica, lo mejor es que me la supiera cinco años antes de que lo hiciéramos. Así que tuve que comenzar a planear cosas de cara al futuro".

RockFM