Robert Trujillo (Metallica) habla sobre la "noche loca" en la que se hizo amigo de Ozzy Osbourne

El bajista de Metallica acabaría tocando para Ozzy Osbourne, no sin antes ver su faceta más loca
Robert Trujillo (Metallica) habla sobre la "noche loca" en la que se hizo amigo de Ozzy Osbourne

Tiempo de lectura: 2’

Durante una entrevista con Loudersound, Robert Trujillo, bajista de Metallica, ha hablado sobre el momento en el que conoció a Ozzy Osoboune y de cómo fue su primera impresión sobre el Príncipe de la Oscuridad, con el que grabó una canción durante aquellos días y para el que, finalmente, acabaría tocando.

"Fue por Infectious Grooves. Recuerdo que estábamos grabando 'The Plague That Makes Your Booty Move' de 1991 con Mark Dodson en un estudio llamado Devonshire y Ozzy también estaba por ahí grabando 'No More Tears', así que básicamente éramos compañeros de piso o más bien de estudio", recuerda el bajista.

Entonces, el entrevistador le pregunta que si aquella experiencia había sido peligrosa, puesto que sonaba así. "¡Sí! Ozzy solía aparecer y ponerse a correr por el pasillo totalmente fuera de sí bajo el efecto de algunas de las muchas drogas que tomaba entonces, no sé que sería, pero podría ser cualquier cosa".

"Entonces comenzamos a pensar que nos gustaría que cantase en una canción. Estábamos en el mismo sello discográfico y, de repente, apareció en el estudio una noche, nos sorprendió y llegó como: 'Uh, hola'", recuerda Trujillo.

"Estábamos en pleno proceso de mezcla, pero sabíamos que era el momento de reclutarle", continuó el bajista, hablando de la canción que se acabaría convirtiendo en "Therapy". Sin embargo, la noche se comenzó a complicar porque, como no podía ser de otra manera, Ozzy tenía ganas de fiesta y no se pensaba ir a la cama.

"Al final se quedó y no se iba de ninguna manera. Venía y nos decía: 'Dejadme escuchar la cancióm, ¡Eso es lo que quiero cantar!' Y entonces bailábamos y hacíamos toda clase de locuras", narra. "Entonces nos decía: '¿Tenéis cerveza?' No. '¿Tenéis vino? No. '¿Tenéis pastillas? No. ¿Tenéis algo de cocaína? ¡No, Ozzy! '¡Sois unos aburridos chicos!'", relata Trujillo, haciendo referencia al ingente consumo de sustancias que el músico solía realizar.

"Aún así nos invitó a la gira 'Theatre of Madness' con él en 1991 y estuvimos casi un mes tocando con él. Ahí nos conocimos un poco mejor y, ocho años después, me llamó. Así es como conocí a Zakk, con el que después también tocaría, de 2001 a 2003, en Black Label Society", concluye.

¡Menuda locura tenía que ser conocer a Ozzy en aquella época!

RockFM