Roger Daltrey (The Who) le demuestra a Sebastian Bach lo que pasa si le regalas una tarta

En su 76º cumpleaños, Roger Daltrey ha vuelto a dejar claro que no quiere dulces  
ctv-zib-roger-daltrey-tarta

Tiempo de lectura: 2’

El frontman de The Who, Roger Daltrey, cumplió, el pasado domingo 76 años. La celebración le pilló, sin embargo, trabajando, ya que se encontraba en el Rock Legends Cruise VIII, un crucero temático lleno de shows con, como su propio nombre dice, múltiples estrellas del rock. 

Como no podía ser de otra manera, varios de sus compañeros de profesión decidieron realizarle un homenaje para celebrar su cumpleaños, aunque acabó de una forma de lo más inesperada. Fue Sebastian Bach, el que fuera vocalista de Skid Row, el que se acercó al micrófono a decir unas palabras para, posteriormente, entregarle una tarta a Daltrey. Una vez la cogió con las dos manos, el cantante de The Who decidió que la mejor forma de emplear el dulce era hacer comedia a la antigua usanza, esto es, estampándosela entera a Bach en la cara ante las risas de todos los presente. 

Una vez pasó aquello, Sebastian se comenzó a reír y dijo: “Si no fueras Roger Daltrey, esta sería una situación muy diferente. Te quiero. ¿Queremos a este tipo o no?”. Ante esto, el cumpleañero se excusó de la mejor manera posible. “Intenté avisar. The Who y las tartas o cualquier cosas que tenga que ver con The Who y las tartas no combina bien”, dijo. 

El año pasado, también por el cumpleaños de Daltrey, Sebastian Bach compartió una foto en la que aparecía con el cantante en su Instagram con un mensaje de lo más emocionante:

Tuve la suerte de conocer a Roger en el Rock Legends Cruise y, además, me lo presentó uno de los mejores baterías de todos los tiempos, Artimus Pyle de Lynyrd Skynyrd. 

Roger es una completa inspiración para todos los músico. En aquel crucero no hubo grabaciones ni backing tracks, todas las bandas estaban en directo todo el tiempo. ¡Y Roger siempre llevó la batuta! ¡Cantó perfectamente y fue un maestro haciendo peripecias con el micro, tanto que me dio nostalgia! 

Cuando Artimus me presentó a Roger, le dijo que no se esperaba que yo fuera tan alto. Roger comentó que era un verdadero crimen. El caso es que yo le comenté que me encantaban él y sus gritos y él me contestó: '¡Pues mis pelotas no!'”. 

RockFM