Ron McGovney niega que Metallica le “retirase la palabra” a Saxon: “Es todo ficción”

El bajista original de Metallica desmiente que la banda se enfadara con los ingleses a raíz de una valla eléctrica
Twitter

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Blabbermouth.net, Ron McGovney, bajista original de Metallica, ha negado la historia que, hace unos días, contó Biff Byford, cantante de Saxon, sobre el primer show que ambas bandas dieron juntas calificándola de ser “ficción”.

Byford había afirmado que Metalllica le retiró, durante años, la palabra a los miembros de Saxon a raíz de que su mánager no les había permitido usar una valla eléctrica que el conjunto británico utilizaba como decorado en sus conciertos. El cantante explicó, también, que tuvo que escribir, en su biografía, que podían usarla cuando quisieran para que los de San Francisco les perdonaran.

Ahora, en su cuenta de Twitter, McGovney ha desmentido el relato con un simple: “Guau. Vaya historia. Es todo ficción”.





Lo cierto es que Lars Ulrich escribió sobre su experiencia tocando con Saxon en un post de Instagram en marzo de 2019, sin hacer mención a ninguna valla eléctrica: “El 27 de marzo de 1982, ofrecimos el segundo y tercer show de nuestra historia en el legnedario Whisky a Go Go en Los Ángeles, abriendo para Saxon. Para nosotros, en aquel momento, fue como ganar la lotería. No solo era nuestro primer concierto en Hollywoodd, sino que, a principios de los '80, Saxon eran una de las más grandes, emocionantes e influyentes bandas de hard rock en Reino Unido y Europa. Les había visto, de hecho, seis meses antes en Brighton y me las apañé para colarme en backstage”.

“En aquel entonces, nuestro set consistía en versiones y muchas de ellas eran temas de Diamond Head. Una historia graciosa... después del primer concierto, un tipo del equipo de Saxon viene a nuestro camerino y nos pregunta, como si nos fuera a contar una curiosidad, si conocíamos a una banda de Reino Unido que se llamaba Diamon Head. Me giré y le dije: 'Por supuesto que sí, hemos tocado unas cuantas de sus canciones'. Ese tipo no solo trabajaba como ingeniero de monitores de Saxon, sino también de Diamon Head. Su nombre era Paul Owen y al final acabó trabajando con Metallica, en más de 13000 conciertos en 22 años con nosotros”.

“Después de todo, fue una noche increíble para Metallica y una locura para nosotros ocupar el mismo espacio que Saxon”.





RockFM