Rosendo, los primeros acordes de la leyenda de Carabanchel: "¿Te gustaría estar en un grupo?"

Así fue como Rosendo Mercado decidió dar sus primeros pasos por el camino del rock n roll
Rosendo, los primeros acordes de la leyenda de Carabanchel: "¿te gustaría estar en un grupo?"

Tiempo de lectura: 2’

68 años son los que le caen hoy al padre del rock n roll en español, a Don Rosendo Mercado. Y digo "Don" porque ha sido una de las bases más importantes del rock en nuestro país por sus canciones con Leño y como Rosendo en solitario. Hablamos de más de 45 años dando vueltas por todo el territorio español, por lo que ya se le iba acercando el momento de decir basta, así que justo antes de que llegara la pandemia dijo que su tiempo, señorías, había llegado. Pero... ¿cómo empezó Rosendo a interesarse en el mundo de la música?

En una entrevista que tuvo con Kike Turrón y Kike Babas, en su documental 'Ni presunto ni confeso', le preguntaron por ese famosos "primer momento" en el que al cantante de Carabanchel se le encendió la luz y dijo "esto es lo mío". Rosendo no lo tenía muy claro pero estaba claro que iba con la corriente de la gente: "Recuerdo que cuando era pequeño, con 6 años, cantaba en el coro con los alesianos y yo quería dedicarme a la música". Lo tenía claro, la música era el sueño de su vida desde que tiene uso de memoria.

"Todo fue rodado, sin mucha conciencia. Un día en el barrio, con los amiguetes más cercanos, nos fuimos a comprar todos guitarras para hacer un cojunto, que es lo que se hacía entonces. Alguno no estaba muy convencido, pero yo sí, yo quería la guitarra. Y un día tocando, paso un chaval y me dijo '¿tú tocas?, ¿te gustaría estar en un grupo? Y yo respondí que sí, claro". Podríamos decir que fue un poco el destino, por que en la música se necesita este tipo de suerte, pero el talento de Rosendo es algo indiscutible.

La historia no termina aquí ya que quien le hizo esa pregunta era el batería de los Fresa, primer grupo de Rosendo y donde puso la primera piedra de su camino. Cuenta que cuando llegó al local se puso a afinar la guitarra y los demás le miraron y dijeron "mira, al menos sabe afinar" por lo que ya era un punto positivo. Esa época en la que Rosendo empezó a tontear con la música todo el mundo se compraba una guitarra y tenía un grupo, así que el que sabía hacer cuatro acordes buenos despuntaba.

Concluye la entrevista diciendo que "a partir de ahí empecé a tocar de ellos. Yo no tenía ni idea y he ido aprendiendo a cabezazos los acoirdes básicos. Haciamos versiones de la música de moda y así fue aprendiendo".


RockFM