Ross Halfin, el fotógrafo del rock, desvela que le ofrecieron mucho dinero por "hacer miserable" a este conocido cantante

Ross Halfin, el fotógrafo de las estrellas del rock, desvela, años después esta curiosa anécdota
Ross Halfin, desvela que le ofrecieron mucho dinero por "hacer miserable" a este conocido cantante

Tiempo de lectura: 3’

Aunque quizás no te suene su nombre, si hay un hombre que puede presumir de haber fotografiado a todas las grandes estrellas del rock, ese es Ross Halfin. A lo largo de su carrera, este artista ha tomado legendarias instantáneas a bandas como Led Zeppelin, Black Sabbath, The Who, Kiss, Metallica o Iron Maiden. Sin embargo, en su cuenta oficial de Instagram, ahora ha desvelado que le intentaron pagar por hacerle la vida imposible a un conocido cantante, ni más ni menos que Sebastian Bach, quien fuera parte de Skid Row.

Todo esto sucedió en el año 2006, cuando se formó una de las bandas más breves pero interesantes que podrás ver en el panorama rockero, Damnocracy, para el programa de VH1 'Supergroup'. Esta banda estaba formada por Sebastian Bach, Ted Nugent, Scott Ian (Anthrax), Evan Seinfield y Jason Bohman, hijo de John Bonham (Led Zeppelin).

Para tomarles unas cuantas instantáneas, Halfin, tuvo que pasar un día entero en un basurero, sin ningún tipo de alimento ni bebida, en lo que fue, para él, casi como una prisión. Sin embargo, lo más curioso es que, desde el equipo del programa, alguien le ofreció al fotógrafo el doble del dinero que le habían pagado para hacérselo pasar mal a Sebastian durante la sesión. Sin embargo, parece que Ross tuvo la decencia de negarse.

El objetivo de 'Supergroup' era el de juntar a cinco artistas conocidos de hard rock y el heavy metal durante 12 días en una mansión en Las Vegas. Durante este periodo de tiempo, todos ellos debían preparar un espectáculo en directo desde cero. Además, Doc Mc Ghee, que había trabajado con Bach previamente, haría el papel de mánager de este conjunto improvisado.

El programa, sin embargo, pareció no tener demasiado éxito en ninguno de sus siete capítulos, quizás por comportamientos como el anteriormente mencionado, buscando ante todo el drama por encima de la música.

Sea como fuere, así es como cuenta Ross Halfin la historia:

"Damnocracy. Fotografiados en Las Vegas. Me gusta y disfruto de trabajar con cualquiera de los componentes de este grupo. Me hicieron esperar en un basurero durante todo el día sin nisquiera una botella de agua, casi como si estuviera en una pequeña prisión. Eso sí, tengo que reconocer que la compañía televisiva me pagó muchísimo dinero por aquel trabajo".

"Lo cierto es que me pidieron que le hiciera pasar 'un mal rato' a Sebastian, pero es una persona que siempre me ha caído muy bien, así que no sentí la necesidad de ser innecesariamente duro con él. La compañía fue muy insistente en esta idea, tanto que me ofrecieron el doble de dinero si le hacía sentir miserable durante la sesión".

¡Nos alegramos de que el bueno de Halfin fuera un profesional como la copa de un pino y que no le hiciera la vida imposible a nadie!

RockFM