¿Sabías que Bruce Dickinson (Iron Maiden) colaboró con Mr. Bean? Esta es su insólita historia

El cantante de Iron Maiden y el conocido personaje cómico acabaron uniendo fuerzas de manera inesperada
¿Sabías que Bruce Dickinson (Iron Maiden) colaboró con Mr. Bean? Esta es su insólita historia

Tiempo de lectura: 2’

No se puede decir que la década de los '90 fuera, precisamente, la mejor de la historia del heavy metal, ni siquiera para bandas con la potencia de Iron Maiden. (vía Ultimate Classic Rock)

Bruce Dickinson, a principios de la década, estaba quemado y harto de la banda. Tanto, de hecho, que acabaría abandonando el conjunto hasta la llegada del nuevo siglo. Las cosas no iban bien y el éxito ya no era el mismo que el de 'The Number of the Beast'.

Justo durante esta etapa, más o menos en el momento de su salida de la banda, Dickinson eligió hacer equipo con un compañero de lo más inusual: Mr. Bean. El personaje de Rowan Atkinson y la leyenda del heavy metal acabarían, de forma inexplicable, trabajando juntos, pero, ¿en qué?

En Reino Unido, las reacciones ante Mr. Bean y su humor siempre han sido mixtas. Hay quien odian su humor, prefiriendo algo más complejo y refinado, mientras que otros adoran sus curiosos y siempre originales sketches.

Dickinson, a día de hoy, tiene su propio show en solitario en el que habla y cuenta su vida, muchas veces haciendo reír al público a carcajadas. Sin embargo, en los '90 ya tonteaba con el mundo de la comedia. De hecho, Bruce escribió los libros de humor negro 'The Adventures of Lord Iffy Boatrace' (1990) y su continuación 'The Missionary Position' (1992). Su siguiente arremetida en el mundo de la comedia fue una versión del "(I Want to Be) Elected" de Alice Cooper con Mr. Bean en apoyo de la organización benéfica Comic Relief, que vio la luz en abril de 1992, justo un mes antes de la publicación de 'Fear of the Dark'.

Mr. Bean tenía que hablaba en la pista, algo que el personaje sólo lo había hecho en raras ocasiones anteriormente. Atkinson realizó su actuación junto a Dickinson y su grupo, llamado Smear Campaign. En realidad eran Taste (más tarde Skin), la banda de acompañamiento con la que Dickinson trabajaba en ese momento.

Cantando en un registro mucho más bajo de lo habitual, algo que decepcionó a sus fans, Dickinson dejó una grabación que a muchos les recordó a 'No Prayer for the Dying'. La cara B de este single era la versión directa, sin Mr. Bean.

Al ser una de las dos organizaciones benéficas del Reino Unido dedicadas a la labor humanitaria en otras partes del mundo, Comic Relief tenía muchos seguidores. Por ello, el sencillo llegó al número 9 durante las elecciones generales británicas de ese año.

"I Want to be Elected" permaneció entonces en la lista de éxitos durante un total de cinco semanas antes de caer en el olvido, al contrario, por suerte, que la carrera de su intérprete.




RockFM