¿Sabías que a Paul McCartney le detuvieron con medio kilo de marihuana? Para él "todo fue muy confuso"

El ex Beatle fue detenido en un aeropuerto de Japón al detectarse ese cargamento en su maleta
¿Sabías que a Paul McCartney le detuvieron con medio kilo de marihuana? Para él "todo fue muy confuso"

Tiempo de lectura: 2’

Cuando en el año 1970 los Beatles decidieron separar sus caminos, Paul McCartney montó uños años despues una banda que se llamaría Wings y con la cual volvería a girar por todo el mundo. Y en el año 1980 tocaba viajar a Japón, país donde empieza la historia en la que Paul McCartney acabó en la cárcel.

Al aterrizar en el aeropuerto internacional de Narita, en Tokio, el 16 de enero de 1980, las autoridades le tuvieron que detener porque llevaba 435 gramos de marihuana en su maleta. Al final de la historia entenderas el "le tuvieron que".... La euforia era muy grande entre los japoneses ya que habían pasado catorce años desde la última vez que los Beatles tocaron en el país del sol naciente. Sobre la aparición de la marihuana en la maleta se pueden dar dos historias sobre lo que ocurrió: que se le olvidara simplemente, o que pensara que nadie le registraría la maleta por el prestigio que tenía. Aunque para ser concretos, la marihuana iba en un doble fondo de la maleta por lo que resulta raro que a alguien "se le cayera" así. Pero fuera cual fuese el error, tuvo que pasar 9 días en el Centro de Detención de Narcóticos de Tokio.

Podía haber sido acusado a 7 años de carcel, pero finalmente fue liberado y deportado sin juicio alguno. Le sacaron de allí sin condena por su posición, Paul lo tiene claro: “Está todo confuso en mi memoria. El caso es que de alguna forma la marihuana acabó en mi maleta y que llegué a Japón y me detuvieron. Durante siete días estuve en una celda de cuatro por ocho metros cuadrados. Me libré porque era famoso

Y protagonizo algún momento gracioso en este centro antes de irse: “Antes de irme, las autoridades del centro de detención me pidieron que me bañara junto al resto de reclusos en una especie de sauna público. La verdad es que era divertido estar todos juntos en una bañera”, dijo.

Para dar un broche final a la historia, hay alguna teoría conspiranoica que dice que fue la propia Yoko Ono quien pantó ese material en su maleta.


RockFM