El sacrificio de Rage Against the Machine para salvar Coachella: “No soy un buen hombre de negocios"

Aunque ahora sea conocido por ser un evento para gente rica, Coachella no siempre fue tan rentable como hoy
El sacrificio de Rage Against the Machine para salvar Coachella: “No soy un buen hombre de negocios"

Tiempo de lectura: 2’

Aunque, a día de hoy, Coachella es uno de los festivales más caros y exitosos del mundo, lo cierto es que las cosas no fueron siempre así. De hecho, en su primera edición de 1999, los organizadores estaban tan desesperados que le pidieron a Rage Against the Machine que sacrificaran parte de su sueldo para ayudarles a paliar las fuertes pérdidas que estaban sufriendo.

“Coachella fue tal fracaso que nos pidieron que les devolviéramos la mitad del dinero”, explica Tom Morello, guitarrista de Rage Against the Machine, en el podcast Tuna on Toast. (vía Ultimate Classic Rock)

Los cabezas de cartel de aquel evento fueron Rage, junto a Tool y Beck, que tocaron los días 9 y 10 de octubre de 199. Aunque los fans y los críticos acabaron felices, el gran problema fue que la compra de entradas cayó muy por debajo de lo que se esperaba. Los promotores, Goldenvoice, perdieron una cifra estimada de 850.000 dólares en el evento. No les quedó más remedio que hablar con sus amigos, los miembros de la banda en la que canta Zack de la Rocha, para perdirles que les devolvieran parte de su sueldo. Sorpendentemente, accedieron.

Fue porque éramos amigos”, dice Tom Motello. “¡Era Goldenvoice! Incluso habían llegado a organizar conciertos de mi antigua banda, Lock Up. Habían trabajado en cada conciertucho que habíamos ofrecido desde el primer día. Eran promotores de punk-rock. Eran como nuestros hermanos”.

No pasaría mucho tiempo hasta que Goldenvoice encontrar la fórmula perfecta para el éxito económico del festival. Artistas como Paul McCartney, Radiohead, Red Hot Chili Peppers, Nine Inch Nails, Depeche Mode, Roger Waters, Prince o Jack White fueron algunos de los artistas que atrajeron a un público más generalista en ediciones venideras. Irónicamente, el festival genera, ahora, más de 100 millones de dólare cada año. Este 2021, tras haberse pospuesto en 2020, Coachella volverá con Rage Against the Machine, reunidos, como cabezas de cartel.



Morello, ahora, afirma que no se arrepiente de haber devuelto el dinero de aquel primer Coachella, aunque si que le hubiera gustado hacer algo de otra forma, para haber podido llegar a vivir mucho más tranquilo a nivel financiero.

Deberíamos haber pedido un trozo del festival”, bromea. “Eso es lo que deberíamos haber hecho. No soy un buen hombre de negocios”.

RockFM