Sale a la luz otro de los receptores de las cenizas de Lemmy (Motörhead): “A pocos les consideraba familia”

Este emblemático cantante también fue parte de la selecta lista de personas que recibieron las cenizas de Lemmy

Tiempo de lectura: 2’

El que fuera cantante de Hanoi Rocks, Michael Monroe, se ha desvelado como parte del pequeño grupo de gente que recibió una bala que contenía las cenizas del difunto líder de Motörhead, Lemmy Kilmister. (vía Blabbermouth.net)

A través de sus redes sociales, Monroe ha compartido fotos de la bala y la carta que la acompañaba junto con el siguiente texto: “Acabo de recibir un regalo extremadamente especial y conmovedor: una bala que tiene parte de las cenizas de Lemmys en su interior. ¡Lemmy está en la habitación con nosotros esta noche!".



La carta que acompaña a la bala recibida por Monroe viene del Whisky A Go Go de West Hollywood, California, propiedad de la familia Maglieri, que también eran dueños del Rainbow Bar & Grill, el sitio favorito de Lemmy. En ella, se puede leer lo siguiente:

"Michael,

Todos sabemos que Lemmy conocía a mucha gente, pero tenía pocos a los que consideraba amigos y aún menos a los que consideraba familia. Siendo tú una de esas personas que él consideraba familia, nos gustaría compartir un pedacito de él contigo.

Lemmy tocó todas nuestras vidas de una manera que no creo que ninguno de nosotros pueda olvidar, pero con estas cenizas no sólo guardas los recuerdos que tienes, sino que mantienes a Lemmy contigo para siempre.

Él era Lemmy. Tocaba Rock 'n' Roll. No le olvides".

Como puede que ya sepas, algunos de los grandes amigos de Lemmy recibieron balas con sus cenizas.

"Cuando Lemmy murió, tuve la bonita oportunidad de hablar en su funeral. Nos juntamos varias personas, músicos de todo el mundo, en Hollywood y hablamos sobre Lemmy y sobre su vida y de todas las cosas que nos dejó. Y después, no hace demasiado, recibí algo en el mail de su gente, de su oficiana, su mánager y todo el mundo todavía trabajan sin descanso para mantener su nombre con nosotros, lo cual siempre hará. Me mandaron una bala con parte de las cenizas de Lemmy dentro de ella”, explicó uno de los que recibió las balas, el cantante de Judas Priest, Rob Halford.

Menuda locura. Es la clase de cosa que a Lemmy le hubiera gustado hacer. Como interpretes lo que acabo de decir es cosa tuya. Pero que hubiera pensado en mí, que me llevara dentro de este pequeño círculo de amigos que tienen un poquito de las cenizas de Lemmy... nos la ponemos al cuello, de forma que esté cerca de nuestro corazón de la forma más sincera posible, que es increíblemente potente. Usar un objeto así para llevar sus restos es muy de Lemmy, es provocativo, te hace pensar y te hace hablar. Pero, en lo que se refiere a tener una parte de Lemmy, físicamente, conmigo, en mi casa, es algo mágico”.

Lemmy murió el 28 de diciembre de 2015, a los 70 años, al poco de que le diagnosticaran un cáncer. El artista, durante los últimos años de su vida, sufrió de varios problemas de salud, incluyendo problemas de corazón que le obligaron a dejar de fumar y a beber menos. Pese a todo, tan solo dos semanas antes de fallecer, el artista consiguió completar su última gira europea.

Tocamos nuestro último show el 11 de diciembre de 2015 en Berlín, y él falleció solo dos semanas después”, recordaba Mikkey Dee, batería de la banda, en mayo del año pasado. “Y eso te lo dice todo, el tío se murió con las botas puestas. Tanto Phil Campbell como yo estábamos intentando disuadirle de que saliéramos de gira en la segunda parte de nuestro tour europeo después de aquellas navidades. Sin embargo, no hubo ninguna manera de convencerle de ello”.

RockFM