Sammy Hagar, sobre el coronavirus: "Que todo el mundo vuelva al trabajo aunque algunos tengamos sacrificarnos"

Sammy Hagar sorprende con sus polémicas declaraciones sobre el COVID-19
Sammy Hagar, sobre el coronavirus: "Que todo el mundo vuelva al trabajo aunque algunos tengamos sacrificarnos"

 

Tiempo de lectura: 2’

Mientras promotores y músicos buscan la manera de adivinar cuándo volverá la música en directo, Sammy Hagar ha afirmado que optaría por la opción más cruda. Sin esperar a una vacuna ni tener miedo a un repunte, el que fuera cantante de Van Halen ha afirmado que, por su parte, los conciertos deberían volver  en cuanto comiencen a bajar los casos.

Aunque su tour veraniego con Whitesnake y Night Ranger ha sido cancelado, el músico ha comenzado a hablar con varios promotores y propietarios de recintos al aire libre para elaborar una estrategia de regreso una vez termine la pandemia. Sin embargo, los comentarios del músico han estado muy poco acertados. 

"Es la gripe, supongo, a no ser que haya algo que yo no sepa", dijo erróneamente Hagar, sin darse cuenta de que el coronavirus es algo mucho más serio que una gripe. "Hay una estación en la que se irá y otra en la que volverá, siempre lo va a tener alguien. Es como un resfriado o una neumonía, siempre hay alguien que lo pilla", declaró, una vez más, de manera irresponsable y equivocada. 

"Ya he hablado con promotores y dueños de varios lugares. Les he propuesto que pongamos mecanismos de esterilización, que pongamos gel hidroalcohólico y que regalemos mascarillas a la entrada de los conciertos. No digo que lo hagamos ahora. Hablo de cuando la cosa comience a volver a abrirse. En un sitio al airle libre, vendiendo 10.000 entradas de 19.000 posibles. Eso estaría bien", afirmó. 

Hagar también ha sido bastante irresponsable a la hora de pasar la cuarentena. El vocalista se ha ido moviendo, junto a su esposa, entre sus dos casas y ha pasado algo de tiempo con sus hijos. Sin embargo y, pese a todas las recomendaciones y el riesgo de contagio, Hagar no ha practicado la distancia social con ellos y ha insistido en abrazarles. Su jusificación comprende el riesgo para sí mismo, aunque no para los demás. 

"Me moriría si no pudiera hacerlo", dijo. "Dame la enfemermedad y déjame morir si no puedo abrazar a mi mujer y a mis hijos", afirma. Sin embargo, esta no es la única actividad por la que el ex de Van Halen estaría dispuesto a perder la vida. 

"Elijo enfemermar e incluso morir, si eso es lo que me cuesta volver al trabajo. Tenemos que salvar el mundo y este país de este problema económico que va a matar a más gente a largo plazo", se atrevió a decir el músico. "Esta congelación de la economía va a aumentar el problema 10 veces más y, entonces, todos vamos a estar enfermos y no vamos a poder andar por la calle. Prefiero que todo el mundo vuelva al trabajo. Si algunos de nosotros nos tenemos que sacrificar nuestras vidas, lo acepto. Moriría para dejar a mis hijos y a mis nietos una vida lo más cercana posible a la que he tenido en este país y la libertad. Eso es lo que pienso sobre el tema", continuó. 

"No voy a ir por ahí contagiando a nadie, pero puede llegar un momento en el que nos tengamos que sacrificar. Lo hacíamos cuando íbamos a la guerra por nuestro país y cientos de miles de personas morían para presevar nuestra libertad y mantener a este país en un punto en el que todo el mundo pudiera tener una casa y un coche. Esos días están cambiando, pero está pasando lo mismo con esto. No le veo sentido a alargar esto hasta que todos estemos jodidos y no haya vuelta atrás", finalizó. 
 

RockFM