El secreto del pirotécnico desplegable del ‘Alive II’ de Kiss

Un 19 de agosto de 1977 se hizo la sesión de fotos de este ardiente álbum cuyo interior contiene una pequeña ilusión óptica
El secreto del pirotécnico desplegable del ‘Alive II’ de Kiss

Tiempo de lectura: 2’

Si uno mira detenidamente dentro del disco puede parecer una auténtica temeridad la imagen que proyectan los miembros de KISS envueltos en llamas en el escenario. Hoy en día con las medidas de seguridad que existen en los conciertos es impensable que los músicos y el público se pongan en riesgo a causa del fuego. Todo está muy controlado. Y en 1977 también. Tal fotografía jamás se hizo aunque a juzgar por los brutales espectáculos que siempre acompañan a la formación estadounidense más de uno haya podido caer en la trampa y dar por verídico un momento que jamás se llegó a plasmar por las cámaras.

La imagen fue tomada por el director de arte de KISS, Dennis Woloch, durante una prueba de sonido antes del concierto que dieron un 19 de agosto de 1977 en San Diego. Paul Stanley contó en su autobiografía ‘Face the Music: A Life Exposed’ que quisieron hacer la prueba de sonido con todos los efectos sonoros discurriendo al mismo tiempo para ver si era perceptible el sonido de los instrumentos. Y, por el bien de las vidas de estos artistas y de muchos otros, estas pruebas se hacen sin personas en el escenario porque si no, cualquier error podría ser fatal, tanto en las pruebas como en un directo. Así lo explicó Stanley: "Sólo hay que volar todo el arsenal y subirnos a todos a los ascensores hidráulicos. Eso nunca ocurrió al mismo tiempo durante un espectáculo, pero fue una documentación auténtica de la sensación de haber vivido una experiencia rimbombante".

El propio Woloch también comentó esta impactante vivencia profesional en el libro ‘Kiss: Behind the Mask’ donde desvelaba que había tenido que hacer un poco de magia digital para que esa portada saliera a la luz: “No había una gran foto como la de ‘Alive!’ porque nunca se consigue una que se vea bien de los cuatro tipos de la banda. ‘Alive!’ fue posado para verse en vivo. Estaba buscando otra toma de la banda, pero no había ninguna. Así que tomé cuatro fotos pequeñas y las puse en la portada con el logo. A veces, como diseñador, tienes que resolver esos problemas". Y ahí se acabó el misterio. Un truco del Photoshop de la época.

RockFM