Serj Tankian (SOAD) desvela cómo es en realidad el misterioso Buckethead: “No es un tipo corriente"

El ex-guitarrista de Guns N' Roses es famoso por tocar con un cubo de pollo y una máscara que ocultan su identidad
Alamy

Tiempo de lectura: 2’

Serj Tankian ha hablado de su relación con el misterioso guitarrista Buckethead, explicando cómo se conocieron y cómo es fuera de los escenarios.

Si no conoces a Buckethead, el hacha lleva dos décadas intrigando al mundo del rock. Aunque tiene una ilustre carrera en solitario, el artista se hizo famoso cuando participó en las sesiones del 'Chinese Democracy' de Guns N' Roses, dejando al todo el mundo ansioso de conocer su identidad. No mucha gente le ha visto la cara y a penas existen imágenes de Brian Patrick Caroll, sin su máscara. Sea como fuere, hay quien ha llegado a conocerle y hasta a forjar una amisted con él.

Este es el ejemplo de Serj Tankian, quien colaboró con el hacha por primera vez en el álbum de 2005 'Enter the Chicken'. Ahora, en una charla de la que se hace eco Ultimate Guitar, el cantante de System of a Down cuenta lo siguiente sobre Buckethead: "Le había conocido a través de Bill Laswell, bajista y productor de vanguardia en la época en que Buckethead tocaba la guitarra para Guns N' Roses".

"Nos enviábamos música o libros que nos gustaban. A veces quedábamos y hablábamos de música. Un día, Bucket me llamó y me dijo que necesitaba dinero", relata.

Tankian no tuvo problema ninguno en prestarle dinero, algo a lo que Buckethead contestó con una jugosa oferta para agradecer a Serj su ayuda: "Me dijo: 'Deja que te grabe un disco'".

Tankian tuvo curiosidad e invitó a varios artistas para colaborar con él y con Buckethead en su estudio personal: por allí se encontaban Saul Williams, Bad Acid Trip o Maximum Bob (Deli Creeps): "Compuse un par de canciones con Bucket, toqué y canté en ellas, y coproduje todo el álbum", recuerda Tankian.

¿Cómo es Buckethead?

Sea como fuere, Serj y Buckethead son bastante amigos y, por supuesto, el cantante de sangre armenia ha visto al guitarrista desenmascarado, algo que poca gente ha conseguido hacer. Y ojo, porque el vocalista confirma que, como aquí se suele decir, el hábito no hace al monje: "Trabajar con Buckethead fue, por decirlo en pocas palabras, toda una experiencia. No es que cuando se quita el cubo de KFC de la cabeza y se quita la máscara, sea un tipo normal. Definitivamente, no es un tipo normal".

"A veces me llamaba a las cuatro de la mañana y me dejaba un solo de guitarra de 15 minutos en el buzón de voz. Era excéntrico y muy sensible, pero con un espíritu creativo muy singular".

Su escenario, un instituto

Tankian cuenta, como anécdota, que recuerda que Buckethead le invitó a realizar una aparición sorpresa en el antiguo instituto del guitarrista. Por si eso fuera poco, también se unieron a la fiesta Bryan “Brain” Mantia, batería de Primus, y el bajista Anthony “Butthouse” Chaba.

"Nos instalamos en el gimnasio de la escuela y nos pusimos a improvisar. Yo me inventaba las letras sobre la marcha... Pura corriente de conciencia. Los chavales del colegio se volvieron locos". Después de hacer las cosas de una manera tan rígida durante años con System, este enfoque más suelto de todo fue increíblemente refrescante”.

RockFM