Sharon Osbourne, “suspendida” de la televisión tras ser acusada de racismo

El programa de Osbourne, The Talk, ha quedado suspendido de forma indefinida
Sharon Osbourne, “suspendida” de la televisión tras ser acusada de racismo

Tiempo de lectura: 3’

Tal y como informa Loudwire, The Talk, programa presentado por Sharon Osbounre, ha sido suspendido, como mínimo, hasta el 23 de marzo, después de que la presentadora y mánager haya sido acusada de ser racista, tanto en directo como por varias ex-compañeras en Twitter.


Todo comenzó cuando Sharon apoyó al presentador Piers Morgan, presentador recientemente despedido del programa Good Morning Britain tras criticar a Meghan Markle, actriz y esposa del príncipe Enrique. Esta última acusó a la Familia Real Británica, durante una entrevista con Oprah de tener comportamientos racistas. Sin embargo, Morgan criticó a la actriz, acusándola de mentir, lo cual llevó a que su programa recibiera más de 41.000 quejas por parte de su audiencia, provocando, en última instancia, el despido del presentador.


“Piss Morgan, estoy contigo, te apoyo”, dijo, el pasado 9 de marzo, Sharon Osborune, en Twitter. “La gente se olvida de que te pagan para opinar y de que solo estás diciendo la verdad”.


Esto no quedó ahí, porque, durante un segmento de The Talk, su compañera Sheryl Underwood le recriminó su mensaje: “¿Qué le dirías a la gente que puede sentir que, aunque estés apoyando a un amigo, parece que estás validando algo que ha reconocido que es racista, incluso aunque no estés de acuerdo? ¿Estoy en lo correcto?”.


A esto, Osbourne respondió: “Explicame, ¿cuándo me le has escuchado decir algo racista? Siento que estoy a punto de sentarme en la silla eléctrica porque tengo un amigo del que mucha gente piensa que es racista. ¿Eso me hace racista? ¿Cómo puedo ser racista con algo o alguien en mi vida? Y no me voy a poner a llorar, pero si alguien debería hacerlo, debería ser yo”.


Tras su reacción, Sharon tuvo que pedir disculpas con un extenso comunicado en Twitter.




Sin embargo, justo en ese instante, la antigua colaboradora del programa, Robinson Peete, puso un tweet en el que acusaba a la creadora de Ozzfest de haber afirmado que era “demasiado del ghetto” para ser parte del programa, con su consiguiente despido.




Sharon negó esto, compartiendo un correo electrónico de su ex-compañera y afirmando que ella no contrata ni despide a nadie de su programa: “En respuesta a la acusación de Holly Robinson Peete afirmando que la despedí del programa, comparto un email que me mandó un mes después de que la despidieran de la CBS. Como ya he dicho antes, nunca he tenido la autoridad ni la capacidad de despedir a nadie de The Talk”.





Sharon, además, negó, también, haber hecho ningún tipo de comentario racista. Pese a esto, la cadena de televisión CBS ha suspendido su programa al menos hasta el próximo 23 de marzo, tras salir a la luz más acusaciones contra Sharon, en las que se afirma que humilló y discriminó por su raza y condición sexual a sus comapañeras Julia Chen y Sara Gilbert.


El publicista de Sharon, Howard Bragman, contestó a estas acusaciones con el siguiente comunicado: “Lo único peor que un antiguo empleado descontento es un antiguo colaborador de un programa de opinión descontento. Durante 11 años, Sharon ha sido amable, educada y amistosa con todas sus colaboradoras, tal y como evidencia el hecho de que las invitó a fiestas, a su casa en Reino Unido y otros gestos de amabilidad, demasiados como para nombrarlos uno por uno. Sharon está decepcionada, pero imperturbable y poco sorprendida por las mentiras, historias mal contadas y la amargura que llegan precisamente ahora. Ella va a sobrevivir a esto, puesto que ella siempre lo ha hecho con todo. Su corazón seguirá abierto y bueno, porque ella se niega a dejar que otras personas la derrumben. Ella le da las gracias a su familia, amigos y fans por apoyarla y saber cómo es realmente”.


RockFM