Sharon y Ozzy Osbourne denuncian que ha recibido amenazas de muerte: “Iban a cortarnos el cuello"

La familia Osbourne ha recibido múltiples amenazas después de que Sharon fuera acusada de racismo
Sharon y Ozzy Osbourne denuncian que ha recibido amenazas de muerte: “Iban a cortarnos el cuello"

Tiempo de lectura: 2’

Sharon Osbourne ha dado su primera entrevista (vía Loudwire) después de su salida del programa de CBS The Talk a principios de este año. Durante la charla, ha desvelado que ha recibido amenazas de muerte, con gente que le quería cortar el cuello a ella y a su familia, y que lleva meses recibiendo un tratamiento con ketamina como resultado.

“Fue como si hubiera ido ahí dentro con una metralleta y hubiera amenazado de muerte a alguien”, recuerda Sharon Osbourne hablando con el Daily Mail.

Todo comenzó en marzo, cuando Osbourne tuvo un acalorado debate con Sheryl Underwood, otra tertuliana de The Talk, y defendió a su amigo Piers Morgan, que había sido acusado de racismo tras hacer varios comentarios sobre Meghan Markle.

“Fue un problema de libertad de expresión, era pura libertad de expresión”, dijo Osbourne. “Un periodista amigo mío que escribió algo que a la gente no le gustó. Los locos de ahí fuera dijeron: 'Pues debes ser un racista'. Venga, no me fastidies”.

Pero eso no quedó allí, porque una cascada de acusaciones de otros miembros del show acusando a Osbourne de hacer comentarios racistas se hizo pública. Aún con todo, la mánager cree firmemente que todo fue una trampa, y afirma que ha sido traicionada por sus compañeros.

“Di algo mal -no estás amenazando a nadie- pero di algo equivocado y estás fuera. Te largas”, sigue diciendo Sharon.

Lo peor de todo, más allá de su despido, fue el estigma que la acompañó, especialmente la vergüenza de que la gente pensara que era racista. Sin embargo, esto no acabó ahí, porque, al poco tiempo, tanto ella como su familia comenzaron a recibir amenazas de muerte.

“'Matadla, crucificadla'. Iban a ir a por nuestra familia, iban a entrar por la noche con cuchillos y nos iban a cortar las gargantas y las de nuestros animales”, explica sobre los mensajes que le mandaron. “Tuvimos que contratar seguridad las 24 horas”.

Las secuelas psicológicas no se hicieron esperar, a Sharon le empezó a aterrorizar salir de casa.

“También fui a terapia, donde estuve tres meses. Me pusieron un tratamiento con ketamina”, recuerda. “Lo saqué todo, las lágrimas y todo lo que sentí. Todo eso ya se ha acabado”.

Ahora, los Osbourne siguen adelante con los eventos planeados para este año, como la película sobre Ozzy y la gira del cantante en 2022. Eso sí, habrá que estar atentos porque al Príncipe de las Tinieblas aún le queda volver a pasar por quirófano una vez más.

RockFM