Shavo Odadjian, bajista de System of a Down, desvela cómo comenzó a cultivar marihuana

El bajista de System of a Down se ha unido a la ingente corriente de cultivo de marihuana que se ha puesto de moda en Estados Unidos
Shavo Odadjian, bajista de System of a Down, desvela cómo comenzó a cultivar marihuana

Tiempo de lectura: 3’

Desde que se legalizó en algunos estados de Norteamérica, la marihuana de uso medicinal y recreativo ha sido una gran fuente de ingresos para varios emprendedores e incluso para gente que, al menos en un primer momento, parecía no tener nada que ver con el cannabis. Este es el caso de Shavo Odadjian, bajista de System of a Down, que, en una nueva entrevista con el “RRBG Podcast” (vía Blabbermouth.net), ha explicado cómo comenzó a plantar su propia marihuana, que vende bajo la marca “22Red”.

“Llevo fumando desde los 20 o los 21 años. Me convertí en un experto en nuestra primera gira, cuando conocí a Arjan Roskam que es el dueño de la Gren House Seed Company en Amsterdam. (…) Le conocí por accidente y fumamos bastante. Probé todas aquellas variedades distintas”, recuerda el bajista de System of a Down.

“En L.A. podías probar variedades, te podías fumar cualquier hierba disponible. Había un menú y todo. Así que dije: 'Dejadme probar un poquito de todo'. Y me lo llevé a mi cuarto y me lo fumé. En resumen, Arjan me invitó a probar la cosecha de aquella estación y había una mesa lleva de recipientes con marihuana. Si lo buscas en YouTube creo que podrás encontrarlo. Ahí me convertí en un experto”.



“No me gusta pegarme un colocón”, prosigue el bajista. “Solo me gusta probarla, me gusta verla y olerla. Todo eso se ha convertido en parte de mí. A lo largo de los años he seguido fumando, pero no solo para colocarme. Hay gente que fuma solo para pegarse el colocón y sentarse en el sofá. Yo no. Yo hago cosas. Me gusta ir a sitios y tener energía. Fumo y hago cosas. Y todo el mundo quería que sacara mi propia variante cuando se hizo legan en Los Ángeles, en Califonia, pero yo no quería involucrarme, no era mi rollo. Debería, pero no lo hice. Esperé. Y entonces conocí a uno de mis compañeros, que fue uno de los primeros en plantar por aquí en '06 o '07, quizás en 2010”, continúa Shavo.

“Entonces comencé a plantar y pensé: 'Puedo representar esto'. Para mí era muy guay. Y encima ya tenía mi propia marca de lifestyle. (…) En 2017, se legalizó la marihuana recreativa, lo cual significaba que era un buen momento para poder entrar en el negocio sin preocuparme. Dije: 'Ahora puedo hacer esto y hablar de ello sin tener ningún tipo de estigma raro'”, continúa. “¿Pero qué más da? Nunca me han importado los estigmas. Cuando conocí a la gente adecuada y estaba en un buen momento de mi vida, lo vi claro. Me tuve que quietar de muchas cosas, y ya tenía a mis hijos y a mi mujer, era una persona nueva. Todo estaba estable y había algo nuevo del horizonte”.

“Eso fue todo, lo construimos de la nada. Comenzamos en California siendo solo tres personas. No hubo inversores, solo nosotros y nuestro dinero haciendo lo que podíamos. Ahora vendemos en tres estados, tenemos una compañía. Tenemos un CEO y un COO. Es de verdad, tío. Esperamos vender en otros tres estados entre 2021 y 2022".

“Y también vendemos ropa de alta calidad que ayudé a diseñar. Porque quería una buena marca, no que fuera como el merchandaising de una banda, donde puedes conseguir cualquier camiseta, cualquier talla, poner tu nombre en ella y venderla. Estoy revisando cada una de ellas. Tienen escritos en el interior. Esto es para fumetas, así que cuando miras dentro, te quedas como: 'Oh, mierda. Me ha dicho algo'”.

“La calidad de nuestro cannabis, además tiene que ser la mejor. Yo mismo hago el control de calidad. Envío a mi cultivador a otros estados para asegurarme de que están cultivando como lo hacemos aquí en Cali. Estamos tratando de hacerlo bien, de mantener la consistencia. Ni una sola persona se ha quejado de la calidad de nuestro cannabis o de nuestra ropa, nunca. Así que eso es bueno".



RockFM