Slash (Guns N' Roses) lo admite: “El tabaco es la sustancia que más me ha costado dejar”

El guitarrista, que solía ser fumador habitual, lleva más de una década sin probar un cigarrillo

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Antenne Sylt (vía Blabbermouth.net), el guitarrista de Guns N' Roses, Slash, ha sido preguntado sobre qué consejo le daría a los fumadores que deseen abandonar este perjudicial hábito. Sin embargo, el hacha ha reconocido que dejar de fumar es una de las cosas más difíciles que jamás ha hecho.

“El tabaco es la sustancia que más me ha costado dejar. Se me ocurren un montón de cosas de las que me costó desengancharme, pero fumar fue lo más duro. Tienes que tomar la decisión y permanecer fiel a ella”, se sincera Slash.

“Tengo que admitir, sin embargo, que cuando lo dejé, tenía neumonía, así que no podía respirar, y mucho menos fumar, así que eso me hizo pasar el mono”, continúa. “Y entonces, desde aquel punto, utilicé parches, después Nicorette y, más tarde, snus (ndr: una especie de tabaco sin humo que se coloca en la boca) y, después, chicle normal. Y todavía sigo mascando mucho chicle, aunque hayan pasado más de 12 años. Así que tienes que tomar la decisión y, después, hacerlo. Pero no es fácil.

Cómo Cher “ayudó” a Slash a dejar de fumar

En 2018, Slash afirmó que ver a Cher en directo le ayudó a dejar de fumar allá por 2009. “Cuando lo dejé, tenía neumonía, que es lo que me ayudó a dejarlo. Eso y que vi a Cher la noche anterior, y ahí es donde la cogí. Así que Cher me ayudó a dejar de fumar. No podía, en cualquier caso. No intenté, pero no podía respirar, estuve dos semanas en cama”.

“Así que lo dejé y empecé a usar el parche para quitarme el mono. Después empecé a consumir snus e hice eso durante años. Mi pareja de entonces me dijo que no lo hiciera, así que empecé a mascar chicles con nicotina. Duermo con los chicles”.

Todo comenzó, sin embargo, con la muerte de su madre por culpa de un cáncer: “Era una de esas fumadoras que decía: 'Un día lo dejo'. Pero, mientras estaba en el hospital, me sentaba con ella, me iba a fumar un cigarro fuera y volvía a su lado. Y entonces pasó lo de Cher y dije: '¿Sabes qué?'”.

Al parecer, el guitarrista fue arrastrado a un concierto de Cher en Las Vegas por su ex-mujer “y sus amigos”. Slash no era, precisamente, fan de la artista: “Tenía que marcharme a cada canción e irme a fumar. Y creo que me puse malo de fumar tantísimo, porque Cher me sacó de mis casillas. Cada vez que recordaba una de sus etapas en el concierto, tenía un armario en el escenario y salia de él con un atuendo distinto. Cuando comenzó con la etapa de Sonny & Cher, me mató. No pude soportarlo. Así que fumaba... No tengo ningún recuerdo bonito de aquel concierto ni de aquella noche”.

Sin embargo, y pese a todo lo que pasó, Slash afirmó que seguía sintiendo el impulso de fumar de vez en cuando: “Todo el rato tienes disparadores. Duran un par de segundos, pero son muy potentes. Puede ser que veas a alguien fumar en la tele, o quizás alguien en la parada del bus y dices: 'Ohhh...'. Me pasa al menos una vez al día”.

Slash fumaba sin parar, llegando a 60 cigarrillos diarios. “Era un fumador compulsivo. Me los fumaba uno detrás de otro. No podía soportar -no es el motivo por el que lo dejé- pero no podía aguantar no poder fumar donde quisiera”.

Escucha en directo Rock FM, la radio donde puedes escuchar una hora de rock sin pausa. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de Rock FM para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, Rock FM encontrarás el mejor contenido sobre tus bandas de rock de cabecera, los temas que no puedes dejar de escuchar, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

RockFM