Slash (Guns N' Roses) desvela los secretos del primer concierto de Guns N' Roses

El guitarrista de Guns N' Roses compara su primer concierto con el show que marcó la reunión de la banda
Slash (Guns N' Roses) desvela los secretos del primer concierto de Guns N' Roses

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista con Folklore, el guitarrista de Guns N' Roses, Slash, ha hablado sobre el primer concierto de la banda en el emblemático The Troubadour de Los Ángeles, California y lo ha comparado con el show que marcó la reunión de los miembros clásicos del conjunto, que tuvo lugar en el mismo recinto, que pese a ser historia viva del rock cuenta con un aforo reducido.

"Nuestro primer show con Guns N' Roses, el primero en serio, en el que estuve envuelto fue, precisamente en The Trobadour. Nuestra carrera realmente comenzó en este recinto en particular", ha afirmado Slash.

"Recuerdo que dimos un show aquí en algún momento de 1985, en el que Tom Zutaut de Geffen vino y fue la persona con la que acabamos cantando. Este fue el concierto en el que nos vio tocar, recuerdo el show perfectamente".

"En aquel punto, conseguíamos vender todas nuestras entradas y había muchísimo boca a boca. Representante de muchas demografías venían a vernos, desde jodidos hardcore punkis, metaleros o seguidores del glam hasta sufreros. Era una audiencia de lo más heterogénea, pero fue genial".

"En este show tocamos "Paradise City" por primera vez. Nadie sabía qué canción era en aquel momento. Tienes que tener en cuenta que todo nuestro material era nuevo en aquel momento".

"Guns regresó y tocó aquí en 2016, fue un April Fool's (el equivalente al día de los Santos Inocentes en Estados Unidos) y nuestro primero show de vuelta tras 20 años... bueno, al menos para mí. Una vez lo tuvimos todo montado y comenzamos a probar sonido, me sentí como si hubiera regresado a 1984".

"Ya sabes, tocar 'Welcome to the Jungle' aquí, todos esos años después, fue algo que no puedo... es indescriptible, es muy difícil explicar lo que sentí solo con palabras".

"Lo divertido es que utilizamos mucho más equipo del que este club puede soportar en realidad. Así que, básicamente, reventamos las malditas puertas del lugar. Simplemente pensamos que encajaría volver de nuevo, todos estos años después y comenzar en The Trobadour".

"Odiaría que este lugar cerrara, porque aquí hay un gran legado y eso es algo que no se puede reemplazar".

RockFM