'S&M2' podrá volver a verse una segunda vez

El concierto sinfónico de Metallica ha sido todo un éxito 
S&M 2

 

Tiempo de lectura: 2’

¡Menudo éxito ha supuesto el estreno de 'S&M2' para Metallica! Los de San Francisco se han embolsado la barbaridad de 5,5 millones de dólares en una sola noche de proyección en cines. La película se ha convertido en el concierto emitido en cines más exitoso de todos los tiempos, un hito histórico en la historia del rock y del metal. 

Después de este maravilloso dato, no resulta extraño que la banda ha anunciado que la noche del 30 de octubre la película volverá a todos los cines el próximo día 30 de octubre. Para todos aquellos rezagados, la banda nos traerá una nueva oportunidad para disfrutar de su film sinfónico en pantalla grande. 

Dividido en dos partes, este concierto de tres horas fue conducido por Edwin Outwater con la aparición especial de Michael Tilson Thoman. Metallica tocó delante de 16.000 en un estadio circular y giratorio. Rodeados por la orquesta sinfónica, no había ningún tipo de barrera entre los fans y la banda. 

En declaraciones para Kerrang! Lars Ulrich habló sobre sus momentos favoritos de estas dos fechas y explicó cuáles fueron las cosas que más disfrutó, comenzando por, precisamente, la ausencia de barreras. Sin embargo, eso no fue todo: “El solo de bajo de 'Anesthesia (Pulling Teeth)' fue increíble. La manera en la que la gente reaccionó ante el tema fue increíble. Me encantó que nos atreviéramos a tocar 'Iron Foundry'. También me gustó volver a interpretar temas que no tocamos tan a menudo, como 'The Outlaw Torn' y 'The Call of Ktulu'", dijo el batería. 

“También me encantó la dinámica que consiguió crear Edwin Outwater cuando estaba conduciendo las partes más rockeras y cómo Michael Tilson Thomas -el maestro- trajo diferentes piezas y animó a los fans a entender dónde se juntan el mundo sinfónico y el rockero”, continuó. Sin embargo, su memoria favorita, como hemos mencionado anteriormente tuvo que ver con la disposición del recinto: “Sobre todo, aún así, el hecho de que no hubiera barreras destacó. ¿Cuándo fue la última vez que fuiste a un concierto de rock de ese calibre sin una? ¿Qué hace una barrera? ¿Qué significa? Es un elemento de seguridad, pero, en su esencia, es algo que separa a la gente. Simplemente me encantó poder estar junto a los fans. En cierto punto me eché para atrás y me dejé ir entre su cariño. Fue un momento increíble”, finalizó Ulrich.  

RockFM