"Smells Like Teen Spirit" de Nirvana: cinco cosas que no sabías de la canción

Uno de los himnos más grandes de los '90 esconde bastantes curiosidades
ctv-unc-smells-like-teen-spirit

Tiempo de lectura: 3’

Es el tema más escuchado y conocido de Nirvana, un verdadero himno de los '90 y una canción querida y versionada por millones de personas a lo largo de los años. "Smells Like Teen Spirit" es el tema con el que abre 'Nevermind', el álbum que consagró a Nirvana como un fenómeno tanto social como musical y que lanzaría a la banda a un estrellato del que, quizás, Kurt Cobain nunca quiso terminar de ser parte. Ruidosa, pegadiza y contundente, la canción, sin embargo, es un himno atemporal que todo el mundo ha llegado a escuchar alguna vez en su vida. Sin embargo, ¿sabías estas cinco curiosidades sobre la canción?

1. Kurt tuvo la idea original del tema inspirado por The Pixies

Tal y como él mismo declaró en varias ocasiones, Kurt Cobain fue el artífice de este tema, que consiguió componer improvisando con la banda. Aparentemente, el músico buscaba componer "la canción de pop definitiva", lo que para él, en resumen significaba "plagiar a The Pixies". Los miembros de la formación, a lo largo de los años, han declarado que la canción les parece muy buena y que no creen que haya ningún tipo de plagio en ella. 

2. La idea del título de la canción tuvo consecuencias inesperadas

La primera vez que Kurt leyó la frase "Smells Like Teen Spirit" fue porque Kathleen Hanna, la cantante del grupo Bikini Kill, se lo pintó al músico en su dormitorio después de una noche de fiesta. La frase, para ser más exactos decía: "Kurt smells like Teen Spirit". Lo que no sabía Kurt es que era una referencia a que él salía con Tobi Vail, otra de las componentes de la banda, que llevaba un desodorante de la marca Teen Spirit. 

El cantante y guitarrista no sabía esto y se lo tomó como un halago, hasta que seis meses después decidió coger la frase y hacerla el título de la canción. ¿Qué pasó cuando salió y se convirtió en un éxito? Pues que la marca de desodorantes consiguió vender muchísimo más y se hizo de oro. 

3. El videoclip tardó 12 horas en rodarse

Pese a ser aparentemente fácil de grabar, el director Samuel Bayer se puso muy exigente con la grabación del videoclip. Tras reclutar, dos días antes, a decenas de personas para participar, tanto la banda como los extras pensaban que sería cuestión de media hora. Sin embargo, la cosa no fue así y la jornada se hizo cada vez más larga, mientras la banda tocaba la canción una y otra vez. 

Al final, los extras estaban hartos y la banda furiosa. Así que los miembros de Nirvana, cuando se estaba acabando de grabar, pidieron al directo destruir el set. El director aceptó y todo el mundo se puso manos a la obra. Esto generó un gran final para el videoclip. 

4. MTV no quería emitirlo... y acabó poniéndolo a todas horas

En un principio, MTV se negó a emitir el videoclip de la canción para luego ponerlo, solamente, en un programa de música alternativa con poca audiencia. Cuando la canción se convirtió en un hit, a la cadena no le quedó más remedio que ponerla a todas horas. ¡El videoclip sigue apareciento a veces hasta a día de hoy!

5. Tiene la peor versión de la historia según la revista Rolling Stone

Pues sí, la peor versión de la historia es de esta canción y está grabada por la mismísima Miley Cyrus. La cantante de pop no consiguió encontrar bien su vena rockera en este intento de hacer grunge y hizo una versión muy mala del tema. No deja de ser irónico que, odiando Kurt Cobain el mainstream, tantos artistas de ese panorama acabaran haciendo versiones de su música. 

RockFM