Steven Tyler (Aerosmith) podría haber sido cantante de Led Zeppelin: "Que le compren el billete de vuelta"

Tras la negativa de Robert Plant a unirse de nuevo a Led Zeppelin en 1988, Page hizo una audición a Steven Tyler, pero los ensayos fueron un desastre.
ctv-gpu-tyler-page
Shutterstock

Tiempo de lectura: 2’

En 1988 Led Zeppelin se reunió para el concierto del cuarenta aniversario del sello Atlantic en el Madisson Square Garden de Nueva York , aquel show, en el que participaron también bandas como Yes, Genesis, Foreigner, Iron Butterfly o The Rascals, fue un auténtico desastre por su parte, y Robert Plant se aprovechó toda la publicidad que surgía en torno a la reunión banda para hacer promoción de su nuevo disco con Alison Krauss. Aunque la banda estaba inactiva, Jimi Page no se quiso dar por vencido y junto a John Paul Jones, que también quería continuar el legado de Zeppelin, y con Jason Bonham, hijo del fallecido John, también en el equipo titular, intentaron, en vano, que Robert Plant dijera sí a la continuidad de uno de los proyectos más importantes de la historia del rock.

Ante su negativa, Page comenzó las audiciones en busca de un nuevo cantante que diera la talla, probando incluso a tipos que habían formado parte de algún tributo a Zeppelin, Jones lo confirmó todo en una entrevista en la que aseguraba que “como probablemente sabréis, Jimmy, Jason y yo estamos ensayando, y hemos estado probando cantantes.” En cuanto a Plant, Jones confirmaba que “ya no le interesa hacer más música de altos decibelios. A nosotros, en cambio, sí.

Se estaba evitando una réplica de Robert Plant porque no querían convertirse en su propia banda tributo, por eso, en estas audiciones, apareció la figura del líder de Aerosmith, Steven Tyler, que voló a Londres para hacer dos días de ensayos con los Zeppelin. Tyler siempre había dejado clara su condición de amante de Led Zeppelin y Page, que ya había tocado como invitado de Aerosmith en algún show en Gran Bretaña, pensó que podría ser una buena alternativa.

La mala fortuna se cebó con Tyler, que aquella semana tenía un resfriado que no le dejó lucirse en los ensayos del primer día, teniendo, además, que acortarlo. La segunda jornada se equivocó por completo, y se le ocurrió hacer un comentario que estaba totalmente fuera de lugar, ya que soltó que las canciones que tenían entre manos no eran éxitos potenciales, por lo que les sugirió algunos temas en los que había estado trabajando junto a su compositor, Marti Frederiksen, que ya había dado éxitos a bandas como Def Leppard, Mötley Crüe, Ozzi Osbourne o los mismísimos Aerosmith.

Conociendo cómo había trabajado siempre Jimmy Page, lo que ocurrió era bastante previsible, "en aquel momento no dijo ni pío", según asegura alguien de su entorno que no ha querido nunca desvelar su identidad, añadiendo que “tan solo se acercó a la gente de su equipo para pedir que le comprasen un billete de vuelta casa.”

Por su parte, Steven Tyler aseguró que había sido él quien no había querido formar parte de la banda, pero ahí es donde surge la pregunta: ¿a qué había ido a Londres y por qué había ensayado dos días con Led Zeppelin si no era para entrar en la banda?


RockFM