El técnico de guitarras de James Hetfield desvela cuál fue el concierto más peligroso de la historia de Metallica

Chad Zaemisch recuerda cómo una horda de fans enfurecidos puso en peligro a Metallica
El técnico de guitarras de James Hetfield desvela cuál fue el concierto más peligroso de Metallica

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Ultimate Guitar, el técnico de guitarras de James Hetfield (Metallica) durante los últimos 16 años, Chad Zaemich, ha hablado sobre cuál fue el concierto más peligroso de la historia de la banda, de su show en la Antártida y de las peticiones más raras que ha recibido por parte de los fans.

En cuando a las cosas más extrañas que un fan le ha pedido a la banda durante sus shows, Zaemich afirma lo siguiente.

"La petición más rara que he recibido no quedaría nada bien escrita, así que me la voy a guardar para mí. Esta banda significa mucho para mucha gente. Puede ser fácil olvidarse de esto cuando estás viviendo en el día a día del mundo de la música. Algunas personas viajan muchos kilómetros para ver a Metallica y su música ha ayudado a algunas personas en los momentos más difíciles de sus vidas. Podrían estar pasando por bache cuando te encuentras con ellos. Siempre intento dar el máximo posible de cosas a los fans, con púas y objetos similares, pero es imposible darle todo a todo el mundo. Hay gente que quiere quedarse con un trozo de algo, cualquier cosa para llevarse a casa".

Sobre el concierto de Metallica en la Antártida, el técnico ha explicado lo siguiente:

"Fue un viaje de lo más interesante. La verdad es que no le tenía, ni le tengo, demasiado cariño a la vida en el mar, así que me pasé días aferrado a mi cama en el barco mientras cruzábamos por aguas de lo más revueltas para llegar al continente. Hubo muchos desafíos técnicos y logísticos en aquel show, pero solo tengo bonitos recuerdos de esa parte del planeta. Me siento muy afortunado de haber sido parte de ello. No todos los días pasas por delante de ballenas en un bote hinchable para ir a trabajar. Utilizamos energía solar y no pudimos configurar los amplificadores como siempre. Mantuvimos nuestra huella de forma que contaminara lo mínimo posible. Por lo visto, resulta que a los pingüinos no les gusta mucho el heavy metal".

¿Y cuál fue el concierto más peligroso de la historia de Metallica? La respuesta no es la que nos esperábamos.

"Si no contamos las inclemencias meteorológicas, el momento más peligroso tuvo lugar cerca de Nueva Delhi, India. Fue un concierto que tuvimos que cancelar. Nuestro equipo de seguridad estuvo dos días intentando trabajar con los promotores para que apuntalaran bien las barricadas que separan al público de la banda. No pudieron hacerlo y la cosa no tenía buena pinta. De haber sucedido lo peor, algún chaval podría haber acabado empalado con una de las vallas con lo cual, no merecía la pena dar el show. Cuando nos enteramos de que no iba a suceder, todo el mundo ya estaba en el estadio. Nosotros, discretamente, pusimos todo el equipo de la banda en sus contenedores sin que nadie viera lo que estaba pasando. Cuando anunció que el show no iba a tener lugar, los fans, enfurecidos, se colaron en el escenario y en backstage. A algunos de nosotros nos metieron en una furgoneta y nos llevaron corriendo al hotel".

"Volvimos más tarde para comprobar los daños que había sufrido el set y los equipos de vídeo y sonido. Todavía tenemos una bolsa llena de botones rotos colgada en la pared del estudio de la banda. He estado en un par de recorridos peligrosos en bus o taxi en sitios lejanos, pero nada supera a lo de aquel día".

RockFM