El tema de KISS más odiado por Genne Simmons alcanza las mil millones de reproducciones

I Was Made For Lovin You entra en la lista de las canciones más escuchadas

Tiempo de lectura: 2’

“I Was Made For Lovin’ You” se publicó en 1979 como primer single del álbum Dynasty, y se estableció como el segundo más popular de la banda, llegando a vender más de un millón de copias y alcanzando el puesto 11 en el ranking Billboard en EEUU.

Ahora, 45 años después, el tema vuelve a vivir el éxito al superar las mil millones de reproducciones en plataformas online (vía Blabbermouth.net). Sin embargo, a pesar del éxito, en 2018 el bajista y vocalista Genne Simmons aseguró en una entrevista que odiaba, literalmente, cantar esa canción: “El caso es que Paul entra y me dice: 'Tengo una nueva canción'. Y yo le contesto: 'Vale, ¿sobre qué trata?' Me dice: 'Mira, aquí está la letra: I want to give it all to you'. 'Oh, ¡fantástico! ¿Qué es lo siguiente que dice?' 'In the darknes...'. 'Oh, genial, mola. Okey, ¿y cómo sonaría? Comienza a tocarla y le digo: '¿Y cuál es mi parte?' Y él empieza:' Do-do-do-do-do-do-do-do-do'. 'Oh no, Paul...' Entonces me dijo: 'No, no, todo el mundo tiene que cantar'. Era como estar alrededor de una hoguera en la que todo el mundo canta como niñas pequeñas. A día de hoy, escupo fuego, limpio el polvo del suelo con mi enorme lengua y, entonces, cuando la canción comienza, tengo que estar ahí de pie y cantar: 'Do-do-do'. Que alguien me mate”.



Un año antes Paul Stanley, vocalista y guitarra de la banda, se refería a ‘I Was Made For Lovin’ You’ como la mayor contradicción en la historia de KISS: “Fue un arma de doble filo, porque se convirtió en un éxito masivo pero también era tan contrario y contradictorio con lo que habíamos hecho antes… Lo más divertido es que a veces, cuando vamos a festivales en Europa donde los grupos son bastante heavys, cuando hacemos un bis de 'I Was Made For Lovin' You', de repente tienes a toda esa gente con pinchos en los ojos o huesos en la nariz cantando. Así que es una canción que parece trascenderlo todo".

La buena noticia para Simmons es que probablemente no tenga que volver a cantarla, y en su lugar lo haga un holograma, como adelantaron el año pasado en el Madison Square Garden de Nueva York, en el último concierto antes de la retirada de KISS: “¡Kiss Army! Vuestro amor, vuestro poder, nos ha hecho inmortales. ¡La nueva era de Kiss comienza ahora!”.


RockFM