La terrible actitud de los fans de Iron Maiden con los teloneros de la banda: "No dejaban de mirar el móvil"

El guitarrista de Killswitch Engage, Adam D, recuerda la actitud de los fans de Iron Maiden con su banda
La terrible actitud de los fans de Iron Maiden con los teloneros de la banda: "No dejaban de mirar el móvil"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con The NFR Podcast (vía Ultimate Guitar), el guitarrista de Killswitch Engage, Adam D, ha hablado sobre cómo fue su experiencia abriendo para bandas tan legendarias como Iron Maiden, aunque sincerándose sobre la mala actitud de los fans de ambos conjuntos con sus teloneros.

“Algunos de esos shows fueron brutales, momentos inolvidables de mi vida. Obviamente, todos los miembros del equipo de Iron Maiden son increíbles, son gente genial y maravillosa”.

“Lo pasamos genial fuera del escenario, pero, sobre él, había shows en los que la gente estaba con los brazos cruzados en plan: '¡Daos prisa, estoy aquí para ver a Iron Maiden!'”.

“Y nosotros estábamos como: 'Tío, tenemos un set de 30 minutos y luego nos iremos de aquí cagando leches, cálmate. Vamos, gente. Nos han pedido que estemos aquí. Fue idea suya, no disparéis al mensajero, por dios'”.

Entonces, el entrevistador también le recordó cómo era salir de gira con Metallica y que sus fans también tenían una actitud parecida con sus teloneros.

“Sí, y, a día de hoy, tienes a toda la primera fila con la gente sin parar de mirar su móvil, como si dijeran: 'Oh, joder. Voy a comprar online en Wallmart y Target, decidme cuando hayáis terminado'”.

“Es la parte rara de salir de gira y tocar en grandes shows. Estoy seguro de que la gente que no está en bandas no piensa sobre estas cosas”.

“La gente se piensa que estar en una banda es glamuroso. Se piensan que eres rico. No lo entiendes, tío, lo hacemos por amor al mental. Ni nuestra vida es glamurosa ni somos ricos”:

En 2019, el bajista Mike D'Antonio también habló sobre aquel tour de Iron Maiden:

“Ese fue el verano por el que juzgaré el resto, porque fue el mejor. Fue un sueño hecho realidad”.

“Y fue el primero de los shows de 'Legacy of the Beast' en el que volvieron a tocar algunas de sus canciones más antiguas, cosas que no habían tocando en mucho tiempo, como 'Flight of Icarus'. Fue increíble. El setlist era maravilloso. Además, los chicos fueron super agradables”.

“Bruce Dickinson se pasaba a veces por nuestro camerino. Estaba muy emocionado por sus lanzallamas. Le consiguieron dos”.

“Fue a nuestro vestuario y nos dijo: 'Tengo dos lanzallamas' y después salía corriendo. Y nosotros estábamos como: '¿Qué narices acaba de pasar? Bruce Dickinson acaba de hacer eso'. Su equipo, por cierto, es el mejor”.

Curiosamente, Iron Maiden solo le puso una norma a los miembros de Killswitch Engage.

“Solo nos pusieron una regla, aparte de estar a tiempo: 'No escupáis sobre el escenario'. Y si Iron Maiden te pone una regla, lo mejor es seguirla. Podían habernos dicho muchas más cosas, pero fueron super agradables, muy cordiales”.

“El primer día, nos dieron tres cubos de cerveza de Iron Maiden y champán. Nos hicieron sentir como que éramos parte del equipo. Y así es como quieres sentirte, especialmente con una gran banda como esa. No tenían que hacer nada más”.

“Podrían habernos dicho: 'Quedaos en vuestro bus, nos importáis una mierda'. Sin embargo, nos hicieron sentir como familia. Nunca lo olvidaré”.



RockFM