El centenario origen de "The House of The Rising Sun" y su primera grabación escondida

Un 18 de mayo de 1964, The Animals grabaron la versión más popular de una canción, cuyo origen es incierto
El centenario origen de "The House of The Rising Sun" y su primera grabación escondida

 

RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Rastrear el origen de una canción popular puedwe convertirse en una tarea tanto fascinante, como ardua. En el caso de "The House of The Rising Sun" esto es lo que ocurre. Hay fuentes que sitúan el prototipo de esta pieza en torno al S XVI, en Francia. A esto se debe a uno de los símbolos que representaban al rey Luís XIV, también conocido como 'El Rey Sol', y que inmigrantes franceses llevaran el germen de esta canción a América. Otras fuentes apuntan a Inglaterra como el origen de la misma. Y, en este punto, entra en juego el etnomusicólogo Alan Lomax, quien apunta a que ya en Inglaterra había, al menos, dos canciones populares que nombraban como 'Rising Sun'  a sendos locales de alterne.

Sea como fuere, "The House of The Rising Sun" es una canción que se ajusta a las baladas que se cantaban entre los siglos XVI y XIX, y que se alejaban de las historias épicas. Más bien, se trataba de canciones que reflejaban historias más bien amargas. Así, por ejemplo, la canción que nos ocupa ha tenido distintos protagonistas a lo largo de su evolución: desde marineros, soldados o cowboys, a un joven que se lamentaba por encontrase enfrentando a la muerte por la sífilis. 



Lo que sí conocemos son las primeras grabaciones de la canción, tal y como ha llegado hasta nuestros días. Alan Lomax, junto a su padre, John, realizaron una labor encomiable a la hora de registrar, para la Librería del Congreso de los Estados Unidos, la música popular que atesoraba el país. De ahí, que en 1937 Lomax grabara unas versiones tempranas de la canción para tal propósito en 1937. Una de esas primeras grabaciones corrió a cargo de Georgia Turner: "The Rising Sun Blues", que se convirtió en el estándar que otros artistas empelarían para hacer sus propias versiones. Georgia grabó su versión a cappella con apenas 16 años; aunque, también es cierto, que en 1933 ya se había grabado otra versión de la canción. Esta última corrió a cargo de Clarence Ashley, y tenía un estilo más de bluegrass.



De todos modos, en aquella época, era habitual que las canciones de folk recorrieran el país a medida que se iban construyendo las líneas de ferrocarril. Esto hace difícil constatar el punto de partida de la canción.

En esta parte de la historia, entran en juego The Animals, quienes grabaron su propia versión en 1964, haciendo de que la canción fuera conocida en el mundo entero. A su vez, Eric Burdon, cantante del grupo, ha compartido en alguna ocasión que escuchó esta canción, por primera vez, en un pub de Newcastle. The Animals se encontraban de gira junto a Chuck Berry y querían cantar algo que les hiciera les brindara un toque distinto a lo que se venía cantando. De ahí que fueran arreglando la canción a medida que la tocaban en directo. Esto, a su vez, hizo que The Animals la grabaran un 18 de mayo de 1964, en una única toma. Como resultado de ello, el grupo entró en las listas del Reino Unido poco después: el 1 de julio de 1964. Supuso su único su único número 1, permaneciendo una semana en esa posición, y un total de 12 presentes con la canción.

RockFM