The Offspring dará un concierto virtual... ¿dentro de un tanque?

La banda realizará un show dentro de un conocido videojuego online
ctv-7hx-the-offspring-tank

Tiempo de lectura: 2’

Una de las cosas más curiosas de la historia del rock (o de los videojuegos) está a punto de suceder. The Offspring han sido invitados a tocar en el famoso videojuego online World of Tanks. El juego es un simulador de guerra en el que, como su propio nombre anuncia, los jugadores pueden meterse dentro una infinita variedad de modelos históricos de estos carros armados y competir entre ellos. 

Aparentemente, la banda californiana aparecerá a partir de mañana, 18 de septiembre, dentro de un mapa del juego, donde habrá un escenario en el que la banda dará varios shows. ¿Cómo? Pues no lo tenemos muy claro, a decir verdad. 

Estamos muy felices de anunciar que World of Tanks nos ha invitado a tocar dentro de su juego. A partir del 18 de septiembre, puedes unirte a nosotros en un escenario virtual en #WorldofTanks. El juego nunca ha visto nada como esto antes, así que estamos muy contentos de ser los primeros”, ha dicho la banda en su Twitter. 

 

Lo cierto es que The Offspring no es la primera banda que toca en un videojuego. El precedente lo sentó Korn, que tocó en los juegos AdventureQuest 3D y AQWorlds. Como en el caso de The Offspring, la banda tuvo un escenario especial en el que aparecieron y tocaron delante de los jugadores. ¿La parte mala? No se pareció, casi en nada, a un concierto de verdad. ¿La parte buena? ¡Hubo pogos de jugadores peleándose entre ellos! Puedes ver el vídeo a continuación:

En una tónica menos festiva, hace poco os informamos de que The Offsrping ha contestado después de que su bajista, Gregory “Greg K.” Kriesel demandara al resto de los miembros de la banda por echarle del grupo sin ofrecerle ningún tipo de compensación. El músico, que lleva sin aparecer con la banda sobre el escenario desde hace meses, ha comenzado una batalla legal contra Bryan “Dexter” Holland y Kevin “Noodles” Wasserman

En el documento, Kriesel alega que tanto Holland como Wasserman “montaron una estafa y entraron en una conspiración el uno con el otro”, el pasado octubre para “buscar negocios, oportunidades y beneficios” a raíz de su acuerdo sobre los derechos del grupo que, por cierto, lleva vigente 32 años, “sin importarles y privándole de sus derechos, privilegios y autoridad a Kriesel, que se constituye como un igual y compañero”. La demanda continúa hablado de que al quitarle estos derechos al bajista, este tampoco ha recibido ningún tipo de compensación y, además, se le ha denegado su estatus como socio en la banda. Según sigue contando Kriesel, tanto Holland como Wasserman le informaron el pasado noviembre de que “ya no tenía derecho a participar en ninguna de las actividades de la banda, incluidos (pero no limitados a) conciertos y grabaciones de estudio”.

RockFM