The Rolling Stones regresan a su lugar favorito para tocar (y no es un estadio)

Hay un sitio en el que es muy especial tocar para The Rolling Stones y no es un estadio
Shutterstock

Tiempo de lectura: 5’

The Rolling Stones, la banda más grande y longeva del planeta rock, arrancó con éxito masivo el pasado 1 de junio en Madrid su gira "Sixty Tour" por Europa, donde en total tienen planeadas 14 fechas en 11 países diferentes.

Este "Sixty Tour" es una celebración por todo alto de los 60 años que los Rolling Stones llevan en el mundo del espectáculo y la primera vez que giran por Europa desde 1963 sin Charlie Watts a la batería, ocupando su lugar Steve Jordan.

ctv-zrp-stones60


No es la única anécdota que surge de esta gira veraniega. Los Stones volvieron a tocar en Liverpool 50 años después. Territorio Beatles por decreto, Jagger, Richards y cía incendiaron el estadio de Anfield. No sólo el Madrid le gana al Liverpool. Los Stones se llevaron el partido desde que arrancaron los primeros acordes de “Street Fighting Man”.

Por supuesto, COVID no iba a faltar a algún teloneo que otro, y las fechas de Holanda y Suiza se tuvieron que aplazar cuando Mick Jagger, de 78 años, anunció unas horas antes del show de Amsterdam que había dado positivo. En los ´70 también daban positivo, pero por otros motivos muy diferentes. Ya me entiendes.

Llenar estadios para los Rolling Stones puede ser algo natural desde hace ya muchas décadas. Pero, ¿qué me dicen de los parques?

Hay uno que en particular es muy especial para la historia de los Rolling Stones: Hyde Park en Londres. Y vuelven los días 25 de junio (misma noche que Paul McCartney encabeza el Glastonbury) y el 3 de julio.


5 DE JULIO DE 1969: LOS ROLLING STONES SE DESPIDEN DE BRIAN JONES

La muerte siempre ha ido a los talones de los Rolling Stones. Les ha seguido muy de cerca hasta nuestros días. Sin embargo, el mazazo final de los últimos suspiros nunca ha logrado interponerse en los planes del grupo.

Era de noche. Las sesiones con el productor Jimmy Miller estaban siendo productivas y Keith y Mick estaban en buena sintonía. Estamos a 3 de julio de 1969 y los Stones quieren culminar la década con un gran disco (´Let It Bleed´) tras haber despedido un mes antes a su guitarrista fundador y quien dio nombre a la leyenda, Brian Jones.

Los estudios Olympic de Barnes están lo que se dice pasado el río, al sur de Londres camino a Richmond. Hoy en día es un club privado reconvertido en cine que en ocasiones realiza actividades con la industria de la música. Yo mismo acudí hace unos años a las presentaciones que realizó Jimmy Page de todas las reediciones de Led Zeppelin, por ejemplo.

ctv-qyl-stoneshydepark69


Una llamada de teléfono interrumpió la grabación de la versión de “I Don´t Know Why” de Stevie Wonder. El ambiente cambió por completo. Se volvió oscuro. Brian Jones había muerto.

El periodista del New Musical Express Keith Altham, que se encontraba en el estudio, relataba el momento así: “Eran las 12 de la noche y se notaba que algo estaba pasando. Keith me puso contra una esquina y me dijo que no escribiera nada sobre ello (...) Mick estaba muy enfadado, le recuerdo diciendo: 'Se hace, se hace'".

A lo que Mick Jagger se refería era al concierto gratuito que tenían ya anunciado desde hacía un mes en Hyde Park y al que se esperaba asistieran más de 100 mil personas.

No era nada nuevo celebrar grandes eventos multitudinarios en Hyde Park. En el verano del ´68 Pink Floyd, T Rex, Jethro Tull o Traffic ya habían comenzado la tradición. En el ´69 el primer show lo dio Blind Faith, el nuevo super grupo de Eric Clapton, y Jagger estaba entre el público. Como los Stones llevaban más de un año sin tocar (una breve aparición en unos premios de la NME en el ´68), a Mick le pareció una buena manera de enganchar de nuevo con su público tocando al aire libre en Hyde Park.

Lo que nadie se imaginó es que ese concierto del 5 de julio de 1969 pasaría a la historia como el más sentido homenaje a la figura de Brian Jones.

En la previa al día del evento hubo de todo. Se llegó hasta a rumorear que los Rolling Stones estaban ensayando con los Beatles en los HQ de Apple y que las dos bandas tocarían juntas. ¿Te imaginas?




Un día antes ya empezaron a llegar cientos de fans a Hyde Park para poner velas en homenaje a Brian Jones. El público se fue de las manos y diferentes fuentes cifran la audiencia entre 250 mil y 500 mil personas. Desde la coronación de Elizabeth II en 1953 nunca tanto público se había reunido en Hyde Park. Y eso que esa misma noche tocaban Chuck Berry y The Who juntos en el Royal Albert Hall. Qué tiempos para vivirlos, ¿verdad?

Los Stones llegaron en una ambulancia al escenario. Se regalaron 400 copias del nuevo single “Honky Tonk Women” para aquellos que se quedaran al final a ayudar a limpiar. Abrieron artistas como King Crimson que apenas llevaban juntos 5 meses. Se lanzaron mariposas blancas desde el escenario por Brian. Debutaba en los Stones Mick Taylor, de 20 años, que venía de la escudería de John Mayall y sus Bluesbreakers.

Fue Charlie Watts, el batería, quien dio el paso adelante para proponer convertir ese concierto en ese gran homenaje a la figura de Brin Jones. En lo musical los Stones fueron un desastre. Keith Richards lo reconocía poco después en entrevista: “Tocamos muy mal porque llevábamos años sin tocar. Pero a la gente no pareció importarle, solo querían vernos”. En la revista Melody Maker el crítico Chris Welch definió el concierto como un show “nostálgico, ritual totalmente desafinado que resume una década de pop”.

Los Rolling Stones empezaron a tocar a las 5:30pm con un set list de 14 canciones que empezó con “I´m Yours And I´m Hers” del recientemente publicado disco de Johnny Winter. Era en ese momento el tema favorito de Brian Jones. Tocaron mucho del ´Beggars Banquet’ y estrenaron adelantos que traían del estudio como “Love In Vain” o “Midnight Rambler”. Incluso tocaron “Loving Cup”, que no lanzarían oficialmente hasta tres años después en ‘Exile On Main St.’.

Paul y Linda McCartney vieron el show desde el VIP. Steve Winwood también estaba allí como estaban Ginger Baker, Eric Clapton o David Gilmour. El periodista Patrick Humphries cuenta en su libro ‘Rolling Stones 69’ que hasta un jovencísimo actor Pierce Brosnan estaba entre el público.

Muchas imágenes han quedado para la historia de ese concierto. El traje blanco de un Jagger que recita versos del poeta romántico Percey Shelley antes de comenzar a tocar. Los Hells Angels en primera fila como seguridad o el público subido en las torres del escenario.

Todo el show fue filmado y lanzado comercialmente bajo el título de ‘Stones In The Park’.

2013: LOS ROLLING STONES VUELVEN A HYDE PARK

El 6 y el 13 de julio de 2013 los Rolling Stones volvían, tantísimos años después, a tocar en Hyde Park, su parque favorito, dentro del primer año de los festivales de BST Hyde Park Series dentro de su gira ´50 and Counting Tour’.

Tuve el privilegio de poder cubrir uno de los eventos en un día donde el tiempo fue increíble. Recuerdo que el ambiente ya era muy fuerte desde temprano por toda la zona de Marble Arch. El mar de gente fue impresionante y como integraron el escenario con los árboles y la fauna de Hyde Park. Fue un show diferente en escenario, a fin de cuentas era un festival con más bandas como The Vaccines. Pero allí estábamos todos a lo mismo.

Los Stones estuvieron impresionantes. Tanto que semanas después se lanzaría el directo exclusivamente en Itunes. ¿Recuerdas Itunes?

Londres siempre les arranca una o dos sonrisas de más. Aquí fraguaron su historia antes de hacerse mundiales. Dicen los más Stonianos que a los Stones tienes que verles al menos una vez en Londres. Y todavía tienes otra oportunidad.



POR: ÑAKO MARTÍNEZ


RockFM