“The Writing on the Wall” de Iron Maiden suena por primera vez en directo... pero solo con Nicko McBrain

El batería de Iron Maiden se adelanta al resto de la banda y toca, antes que nadie, el single de 'Senjutsu'
“The Writing on the Wall” de Iron Maiden suena por primera vez en directo... pero solo con Nicko McBrain

Tiempo de lectura: 2’

Aunque cabía esperar que no escucháramos nada de 'Senjutsu', el nuevo disco de Iron Maiden, hasta que la banda inglesa saliera a la carretera, su batería, Nicko McBrain, se ha adelantado a sus compañeros. (vía Blabbermouth.net)

El pasado sábado 4 de diciembre, el batería de Iron Maiden intepretó un set de clásicos de la banda inglesa así como uno de los singles de su nuevo disco, "The Writing On The Wall", junto a Titanium Tart en la celebración del 12º aniversario de Rock N' Roll Ribs, el restaurante de barbacoa de McBrain. Por si eso fuera poco, en este asador, que Nicko tiene con su amigo Mictch Tanne, también aparecieron las bandas Made of Metal, Kinlin, Angels of War, Children on the Grave y School of Rock.

Rock and Roll Ribs se define a sí mismo como un lugar de barbacoa con un giro música. El local sirve la mejor cocina al estilo del sur de Estados Unidos, como cerdo y pollo a la barbacoa, con nombres que nos recuerdan a canciones de Iron Maiden, como el perrito “Final Frontier”, el sandwich “Moonchild Mahi” y las patatas fritas “Aces High”.

“No solo vienen fans de Maiden”, dijo McBrain sobre su local en 2010. “Recibimos un montón de peregrinos, gente que viene y mira todo lo que tenemos en las paredes. Sin embargo, lo importante es que casi toda la gente que viene siempre se va satisfecha. Y no es muy caro. Un costillar cuesta 20 dólares y te llevas entre medio kilo y 600 gramos de costillas”.





Nicko McBrain no quería grabar 'Senjutsu'

El pasado mes de septiembre, Bruce Dickinson explicó que el batería de Iron Maiden quiso volver a casa en lugar de grabar el nuevo disco de la banda, aunque al final acabó accediendo a trabajar.

“Oh, sí, acabamos con la parte inicial del tour 'Legacy of the Beast' y, después, tuvimos un salto de varios meses, posiblemente seis o siete, quizás ocho, hasta que seguimos con la gira en Estados Unidos”, comienza explicando el vocalista.

“Y, después, acabamos con Latinoamérica, así que estuvimos girando sin pausa desde agosto hasta octubre. Entre medias, dijimos: 'Bueno, ¿qué vamos a hacer?'. Adrian Smith podía irse a pesacar, Dave Murray podía tirarse en la playa junto a su casa de Hawaii... ¿O por qué no aprovechar esos dos o tres meses? Vamos a usar algo de esa energía de tocar en directo para crear un disco. ¿Por qué no? Esa era la idea”.

Sin embargo, no toda la banda estaba de acuerdo en ponerse a trabajar: Nicko McBrain quería sus vacaciones.

“Nicko, mira qué risa, apareció y estaba muy gruñón: 'No sé por qué estamos haciendo esto, estaba feliz en Florida'. Y le dijimos: 'Pues porque nos pareció una buena idea. No tienes que estar aquí todo el rato, puedes volverte a Florida'”.

“Y es genial que lo grabásemos porque, si no lo hubiéramos hecho en ese momento, habríamos salido de gira después, y luego hubiéramos vuelto. Después habría sido Navidad y, unos tres meses después, se acabó el mundo”.

“El plan original era publicar el disco, básicamente, a finales de verano, la primera repetición del confinamiento. Obviamente, no sabíamos que íbamos a estar confinados, pensábamos que íbamos a estar de gira”.

“Y la idea era sacarlo pero, obviamente, eso no pasó, y después, el año siguiente, como este, también se suponía que íbamos a salir de gira. Obviamente, no iba a suceder, y lo movimos todo al siguiente verano. Sin embargo, no podíamos esperar tanto, así que hemos sacado el disco ahora”.

RockFM