Tiene lugar el primer concierto de metal de la historia de Arabia Saudí

No todo son acontecimientos deportivos en un país que parece intentar abrirse al mundo 
ctv-j7o-arabia-saud

Tiempo de lectura: 2’

No es poca la polémica que genera Arabia Saudí, un país gobernado por una monarquía absoluta y en el que los derechos humanos, especialmente los de la mujer, han brillado -y todavía lo hacen- por su ausencia durante muchísimos años. Sin embargo, parece que, recientemente, el país se ha empezado a abrir -todo sea dicho, a golpe de talonario- al mundo. Y es que una gran cantidad de eventos culturales y deportivos han comenzado a llegar hasta la nación de Asia Occidental. 

Toda clase de espectáculos han llegado a Arabia Saudí, desde fútbol de primera clase hasta lucha libre. De hecho, recientemente tuvo lugar el primer combate de lucha libre femenina en el país árabe, todo un avance en un país que, hasta hace poco, ni siquiera dejaba a las mujeres asistir a eventos de este tipo. Aún con todo, el país ha dado un paso más adelante también en el ámbito musical. Y es que por fin podemos decir que ha tenido lugar el primer concierto de metal de la historia de el reino. 

Los encargados de llevarlo a cabo han sido Creative Waste, una banda local que lleva en la escena underground del país desde 2009. Esto representa todo un progreso en un país que, hasta hace poco, llegaba a meter en la cárcel a los músicos por el simple hecho de tocar. Aunque habían tocado en eventos privados, la banda de grind-core no había podido llevar a cabo un show público hasta ahora. El show tuvo lugar en el Bohemian Art Cafe de Kobar. 

Antes de este show la gente, sobre todo las bandas, eran escépticas porque todavía recordaban lo que había ocurrido en el pasado. Estaban siendo conservadoras, estaban preocupadas. Nadie está listo para asumir el riesgo. Pero, en esta ocasión, los que organizaron el show eran básicamente personas jóvenes y gente nueva. De hecho, ni siquiera sabían lo que era el grindcore o el death metal. No les iba la música extrema, pero nos preguntaron si queríamos tocar y la idea era tan loca que acepté porque, a fin de cuentas, es parte del desafío”, cuenta Fawaz Al Shawaf, frontman de la banda, a Metal Injection. 

“Antes de esto, solo nosotros organizábamos conciertos, así como alguna persona en Jeddah. Era un círculo cerrado, solo iba gente de la comunidad metalera. Entonces la gente comenzó a aparecer de la nada y a organizar conciertos. Entonces comenzaron los problemas, uno de ellos acabó en la cárcel durante un año. El otro, como no era saudí, fue desterrado y puesto en una lista negra. Después de que eso sucediera, la escena del metal desapareció porque el riesgo era demasiado alto”, cuenta el músico. 

“Este ha sido uno de los mejores conciertos en los que nunca he tocado, literalmente. Un montón de la gente que fue eran personas que no había visto en muchísimo tiempo, con los que no había hablado en 10 años. Aparecieron aquel día y fue genial. Sentí que todos estábamos de vuelta. Todo el mundo comienza a tener esperanza. Todos los organizadores, la gente de la escena del metal, están comenzando a pensar en grande, quieren hacer shows mayores. No me sorprendería que hicieran un show al aire libre. (…) Este show representó que es posible. Lo hicimos. No ocurrió nada malo. El mundo no se acabó porque todo el mundo estaba asustado”, finalizó el músico. 

Soplan vientos de cambio en Arabia Saudí, ¿será este el comienzo de una nueva era musical en el reino?  

RockFM